La crisis y el paro obligan a muchos inmigrantes a regresar a sus países

(PD).- No hay cifras concretas, pero la crisis está ahí y ha castigado duramente al colectivo inmigrante. Tanto, que la incertidumbre y la falta de trabajo han provocado que un importante número de inmigrantes se esté viendo obligado a regresar a sus países de origen.

Algunos, más bien pocos, lo hacen acogiéndose al Plan de Retorno Voluntario puesto en marcha por el Gobierno Zapatero. La mayoría, sin embargo, no cumple con los requisitos y volverá a casa con una mano delante y otra detrás, después de haber agotado todas las posibilidades de permanencia en España.

Carlos -nombre ficticio- es el ejemplo paradigmático de esta situación. Lleva cinco años en España, «trabajando un poco aquí y otro poco allá», sobreviviendo con empleos temporales que no le han permitido traerse a su familia de Quito. En todo este tiempo no ha logrado la estabilidad económica necesaria como para mantener a una familia. «Lo mejor es marcharse», concluye.

Como él, un buen número de extranjeros se ha interesado por las ayudas al retorno que actualmente se están ofreciendo. En CCOO, las solicitudes de información se han disparado en los últimos tres meses. De forma genérica y sin entrar en casos concretos, este sindicato ha advertido la presencia de un doble perfil de inmigrante que desea salir de España.

El primero, y mayoritario, está integrado por todos aquellos extranjeros que desean regresar a sus países de origen. Son, fundamentalmente, personas de América Latina y que llegaron al país por una cuestión idiomática y de cercanía con la cultura española.

Otros, mientras tanto, prefieren seguir probando suerte en otros países de la Unión Europea. En este caso, son africanos procedentes de Marruecos, Argelia, Túnez y de toda la zona del Magreb en general.

El fenómeno de retorno d eextranjeros no es exclusivo de España, sino que se está extendiendo a otros países de Occidente. Uno de ellos es Estados Unidos, un territorio que durante décadas ha sido un estado tradicionalmente receptor de trabajadores. Allí ya hay cifras estimadas y los expertos calculan que alrededor de un millón de latinoamericanos, especialmente ciudadanos de México, abandonará el país ante la recesión económica.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído