La trama de estafa a inmigrantes suma ya once detenidos

La trama de estafa a inmigrantes suma ya once detenidos

La Dirección General de la Policía ha abierto expediente disciplinario a tres agentes, detenidos como presuntos autores de un delito de cohecho, quienes han negado insistentemente su implicación en una estafa y han confesado sentirse «hundidos moralmente» tras pasar dos noches en los calabozos, según fuentes del caso.

Además de la apertura de este expediente, medida preventiva adoptada según lo estipulado por reglamento, a los tres policías acusados les ha sido retirada la placa, el carné profesional y el arma reglamentaria, en tanto la autoridad judicial determine si están implicados en la supuesta estafa

.

Así lo han detallado a Efe fuentes del caso, que han explicado que los agentes de Investigación Interna que detuvieron el martes a estos tres policías hicieron también un exhaustivo registro de sus taquillas, sus ordenadores y sus mesas de trabajo, todo ello con el fin de encontrar indicios de su implicación en el caso, sobre el que no pesa el secreto sumarial, al no haber abierto todavía diligencias el Juzgado de guardia.

Los agentes acusados de cohecho, que cuentan con años de servicio en el cuerpo y entre los que figura un subinspector de 61 años, estaban destinados dos en segunda actividad y otro en activo en la Oficina de Extranjería de Almería, en torno a la que se gestó esta trama de estafa a inmigrantes, a los que se les pedía dinero para acelerar sus trámites.

Tras pasar dos noches en los calabozos de la Comisaría de Almería, los policías han confesado sentirse «hundidos moralmente» y con el «ánimo destruido» por «la imagen pública» que se está dando de ellos.

Fuentes próximas a estos agentes han señalado a Efe que, desde su detención el martes, han ratificado «continuamente» su inocencia, motivo por el que aseguran no entender lo que está ocurriendo más que como «una venganza» del denunciante.

Este es un jefe de servicio en la Oficina de Extranjería con quien los agentes mantenían una relación tensa de tiempo atrás, además de haber interpuesto en noviembre de 2008 una denuncia contra él también por presunto cohecho.

Estos policías declinaron ayer declarar en Comisaría donde, concretamente, el subinspector arrestado dijo literalmente que se acogía a su derecho a hacerlo ante el juez pues le resultaba «muy penoso con 61 años y cuarenta de servicio tener que prestar declaración como detenido ante un compañero».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído