Evo Morales sigue su ayuno tras aprobarse su ley electoral en primera instancia

(PD).- El Congreso boliviano ha aprobado esta madrugada, en primera instancia, una polémica ley de transición constitucional, mientras el presidente Evo Morales cumplía diez horas de ayuno en demanda que esa norma clave para continuar su «revolución» indigenista y socialista.

La ley regula el procedimiento de reelección presidencial establecido en una nueva Constitución y da paso por primera vez a la votación de bolivianos en el exterior en comicios convocados para el 6 de diciembre.

La aprobación «en grande», en una sesión bicameral continua que ya duraba más de 27 horas, debe ser confirmada en una segunda votación artículo por artículo en un ambiente de tensión por el ayuno presidencial, el retiro de parte de la oposición conservadora y la llegada de manifestantes oficialistas a las inmediaciones del palacio legislativo.

Horas antes de la votación congresal, Morales se declaró en huelga de hambre exigiendo la aprobación de la ley electoral, en una medida secundada de inmediato por centenares de sus seguidores en todo el país pero que la oposición calificó como un «chantaje».

La demanda opositora de una reinscripción general de votantes, rechazada por «impracticable y dilatoria» por el oficialismo y la Corte Electoral, era el principal obstáculo para un consenso sobre el régimen electoral transitorio.

Morales, socialista seguidor del venezolano Hugo Chávez y cuya reelección se da por segura en medios políticos por su popularidad entre los sectores indígenas y campesinos, comenzó la huelga de hambre en el palacio presidencial, acompañado por una decena de dirigentes sociales.

El mandatario dijo que ayunaba «frente a la negligencia de algunos parlamentarios neoliberales» y explicó que buscaba «defender el voto y el mandato del pueblo», que en un referendo el 25 de enero aprobó la nueva Constitución indigenista y socialista que ordena la aprobación del régimen de transición.

«Los parlamentarios sabían exactamente que en 60 días tenía que aprobarse esta ley transitoria electoral, sin embargo no quieren (…) la aplicación de la nueva Constitución Política del Estado boliviano», expresó.

Sesión continua

Tras aprobar «en grande» la ley electoral, el Congreso se disponía a iniciar el debate «en detalle» de la polémica norma, en la que el oficialismo dijo que incorporará los ajustes concertados con la oposición, en una comisión multipartidaria que trabajó paralelamente a la sesión plenaria bicameral.

El ministro de Autonomías y principal negociador gubernamental, Carlos Romero, dijo que en la negociación se identificaron 22 «ejes temáticos» de conflicto, de los cuales 11 fueron resueltos totalmente y el resto sólo de modo preliminar.

Confirmó que entre los temas todavía en disenso estaba la exigencia opositora de un nuevo padrón de electores.

Morales -el mandatario boliviano más popular en medio siglo pero enfrentado en sus tres primeros años de Gobierno a una dura oposición conservadora y a un intento de sedición que dejó un tendal de muertos- amenazó varias veces con recurrir a un decreto para poner en marcha el nuevo proceso electoral.

En la tarde del jueves, ya en pleno ayuno, el mandatario indígena abandonó esa idea y decidió esperar la aprobación de la ley electoral transitoria, según fuentes gubernamentales.

Analistas predicen que las elecciones de diciembre podrían dar a Morales el poder suficiente para consolidar, entre otras medidas, la nacionalización de los recursos naturales, como el gas que Bolivia exporta a Argentina y Brasil, y la erradicación de los latifundios.

Cadenas de radio y televisión dijeron, citando a fuentes anónimas, que el sector menos radical de la oposición derechista podría retirar parcialmente sus objeciones al actual padrón electoral y al voto de los bolivianos migrantes, a cambio de un recorte de la cuota indígena en el legislativo.

«Contamos con los representantes de la derecha democrática en el Senado y nuestra bancada mayoritaria de diputados para garantizar el quórum y completar la aprobación de la ley, con todos los cambios negociados», dijo tras la primera votación el senador oficialista Félix Rojas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído