La Casa Blanca dice que ahora la relación con Cuba «depende de las acciones del Gobierno cubano»

(PD).- En una jornada plagada de referencias a Cuba y las relaciones entre EE UU y el país caribeño, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, que acompaña al presidente estadounidense Barack Obama en la V Cumbre de las Américas, ha dicho que ahora la mejora de las relaciones bilaterales «depende de las acciones del Gobierno cubano».

Gibbs ha dicho que «el presidente cree que debemos cambiar la política hacia Cuba». Por eso, ha dicho, ha dado pasos con el levantamiento de las restricciones de los viajes a la isla y el envío de remesas por parte de los cubanos que viven en EE UU. «Ahora esperamos con anticipación ver lo que Cuba está dispuesta a hacer», ha dicho.

Gibbs ha sugerido que ahora corresponde a Cuba, entre otras medidas, poner en libertad a los presos políticos, que el Gobierno cubano deje de interferir en las remesas enviadas desde EE UU y el respeto de derechos como la libertad de prensa.

Estas declaraciones han sido hechas, en cualquier caso, en una jornada en la que ha reinado el buen ambiente entre los mandatarios latinoamericanos y su homólogo estadounidense.

El presidente venezolano, siempre crítico con la política de EE UU, se ha mostrado conciliador con Obama, en unas breves declaraciones a la prensa tras terminar la primera reunión de la mañana, mantenida entre el presidente estadounidense y los 12 países de América del Sur presentes en la Cumbre.

Chávez ha calificado a Obama como un «hombre inteligente» y ha asegurado que quiere convertirse en «su amigo», tal y como el presidente estadounidense dijo a Chávez ayer en el primer encuentro entre los dos mandatarios. «No tengo la menor duda» de que los lazos con la Casa Blanca van a mejorar con Obama en la Casa Blanca, ha dicho Chávez. «Hemos comenzado a conversar con Obama y ya he dicho que es un inicio, un buen inicio, creo que hemos comenzado con buenos pasos».

Chávez ha querido hacer un regalo a Obama, dedicado y lleno de intención. Le ha entregado un libro que explica la historia de expolio y dominación de medio continente, Las venas abiertas de América Latina, un ensayo escrito por Eduardo Galeano y publicado en 1971, libro que Obama ha recibido con una sonrisa. «Pensé que sería uno de los libros de Chávez», ha dicho Obama en tono jocoso después. «Le iba a dar uno de los míos a cambio».

Tanto cree Chávez que mejorarán las relaciones entre los dos países que ha anunciado que ya está estudiando la posible designación de un representante diplomático para Washington. El presidente venezolano expulsó en septiembre al embajador de EE UU en Venezuela y ordenó retirar su delegación diplomática de Washington como gesto en apoyo al Gobierno de Bolivia, que tomó una decisión similar en medio de una fuerte crisis política.

La única nota discordante la ha puesto el presidente de Venezuela, que ha dicho que los países de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) no firmarán la declaración final de la Cumbre, aunque no intentará cambiarla tampoco.

Obama: «Tengo mucho que aprender»

Obama, por su parte, ha arrancado la segunda jornada de la V Cumbre de las Américas diciendo que está preparado para escuchar y aprender, después de prometer una era de mayor cooperación regional y un nuevo comienzo con Cuba. «Tengo mucho que aprender y estoy deseoso de escuchar y de encontrar una manera de trabajar juntos que sea más eficiente», ha dicho Obama a los periodistas antes de arrancar su primera reunión del día.

Cuba ha vuelto a sobrevolar la Cumbre hoy, mencionada en todos los discursos de los presidentes presentes, que también han querido recordar que la región comienza ahora una nueva etapa de relaciones con EE UU.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído