El 74 por ciento de los ciudadanos dominicanos que reside en España son mujeres

El 74 por ciento de los ciudadanos dominicanos que reside en España son mujeres

La migración de la República Dominicana a España tiene como protagonista a la mujer, ya que de las aproximadamente 87.000 personas de este país que residen en España más de 56.000 (el 74 por ciento) son mujeres.

Así lo señala el cuaderno de investigación «Migraciones de Madres Dominicanas hacia España», elaborado por el Observatorio Valenciano de las Migraciones de la Fundación CeiMigra y que cuenta con la participación de Bancaja y la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía.

El estudio también indica que se trata de una inmigración joven, ya que el 54,4 por ciento de las personas que emigran de aquel país tienen edades comprendidas entre los 22 y 45 años, y además de niveles educativos bajos y de origen fundamentalmente rural.

Asimismo, señala que esta inmigración especialmente de mujeres fue iniciada «de manera masiva» por motivos laborales, contrariamente al estereotipo creado de «acompañantes de sus cónyuges».

España se consideró como destino predilecto por las limitaciones de visado a los dominicanos por parte de Estados Unidos; el retorno a la República Dominicana de las personas que emigraron a Venezuela para escapar de la situación política y social que vivía su país y, por último, la bonanza que vivía España.

Así, el informe describe varios aspectos que revelan el significado de la migración para las mujeres como la oportunidad de independencia económica, de logro profesional, de progreso material o de reunificación familiar.

En este informe, centrado en los núcleos familiares de la República Dominicana, se explica como el paso de un sistema dictatorial como el de Rafael Trujillo a uno democrático ha influido en el papel de la mujer dominicana en su familia «superando la etapa de autoritarismo del padre sobre el resto, en el que éste tomaba todas las decisiones».

En ese contexto, el papel de la mujer «era el de proteger y cuidar de la familia, bajo el amparo y provisión del esposo y padre. También el autoritarismo estaba presente en el sistema educativo donde el maestro tenía la autoridad», según fuentes de la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía.

El conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha asegurado que las estructuras familiares «reflejan de forma clara los procesos políticos y sociales. El salto a la democracia ha provocado una gran evolución en el rol materno y paterno».

Tras la caída del régimen, los cambios de índole social, política, económica e institucional han hecho variar la estructura familiar y ahora, según Blasco, la mujer dominicana «tiene un papel con mucho más peso como profesional, proveedora y cabeza de familia, siendo su figura el eje central tanto en la crianza de los hijos como en el mantenimiento de los vínculos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído