Los inmigrantes son más vulnerables a los riesgos laborales que los trabajadores españoles

(PD).- Los trabajadores inmigrantes son más vulnerables a los riesgos laborales, ya que, aunque los riesgos en los empleados extranjeros no son muy distintos de los que presentan los trabajadores autóctonos en circunstancias similares, los primeros padecen exposiciones más intensas debido al acceso mayoritario a puestos menos cualificados y a la necesidad de prolongar las jornadas de trabajo.

Además, las cuestiones de salud laboral y prevención de riesgos laborales ocupan un lugar secundario en la lista de preferencias de los trabajadores inmigrantes, para los que la necesidad económica predomina sobre cualquier otra consideración.

Estos son algunos de los resultados más destacados de un estudio de Ana M. García, del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública dela Universitat de València.

El proyecto ´Inmigración, Trabajo y Salud´ (Itsal), que reúne a varios grupos de investigación de salud laboral con el objetivo de analizar las condiciones de empleo y de trabajo de los trabajadores inmigrantes y su relación con la salud.

´Gaceta sanitaria´ publica en su último número los resultados de la fase inicial de este estudio, en el que informantes clave de 34 entidades relacionadas con la población inmigrante de Alicante, Barcelona, Huelva, Madrid y Valencia exponen las principales carencias del colectivo en el ámbito de la salud laboral.

La mayoría de las asociaciones consultadas informan de una nula o escasa actividad en relación con la prevención de riesgos laborales entre el colectivo de trabajadores inmigrantes. Mientras algunas se plantean la posibilidad de abordar el tema con mayor atención, otras confían en la buena voluntad de las empresas o consideran de poco interés esta cuestión.

«A un inmigrante no le hables de salud laboral. No le importa su propia situación laboral, ni en qué condiciones está. Lo importante es que esté cotizando porque depende de ello su permiso de residencia», reconoce uno de los profesionales entrevistados en estas entidades.

La extremada precariedad en el empleo, el acceso mayoritario a puestos de trabajo de baja cualificación y la necesidad de prolongar la jornada conducen al inmigrante a una situación de mayor vulnerabilidad frente a los riesgos laborales. El miedo derivado de las situaciones de irregularidad y el desconocimiento, tanto de los derechos laborales como de la cobertura sanitaria en nuestro país, contribuyen a agravar la situación.

Algunas entidades, sin embargo, han detectado un aumento de la actividad reivindicativa de los inmigrantes a través de los sindicatos. Aunque las afiliaciones de los trabajadores extranjeros son escasas se acercan al nivel de sindicalización de los empleados autóctonos, indicaron los responsables del estudio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído