La cifra de inmigrantes de Baleares que vuelve con el plan de retorno voluntario se multiplica por siete

La cifra de inmigrantes de Baleares que vuelve con el plan de retorno voluntario se multiplica por siete

El programa de retorno voluntario de inmigrantes extracomunitarios que ofrece Cruz Roja en Baleares a quienes desean regresar a sus países y no tienen recursos económicos para hacerlo, permitió el regreso de 144 personas en 2008, cifra que septuplica la registrada el año anterior, con 19 personas.

Este programa que ayuda a costearse el pasaje para regresar a sus países de origen a los inmigrantes que carecen de recursos, atendió en 2008 un total de 700 solicitudes, cantidad que supone un incremento de la demanda de más del trescientos por cien, según datos facilitados a Efe por Cruz Roja en Baleares.

Andrea Gulei, técnica del departamento de Inclusión Social que gestiona este programa en Cruz Roja en Baleares, explica que la crisis económica está detrás del incremento de la demanda de ayudas para volver al país de origen, pero además también es la causa de que hayan aumentado todo tipo de solicitudes de asistencia.

«Ha cambiado el perfil y las personas que acuden a nosotros están en situación de especial vulnerabilidad», detalla.

Según explica Gulei, los inmigrantes de las islas «requieren una asistencia más amplia con información sobre albergues, ayudas de alimento y todo tipo de ayudas».

Desde el pasado mes de enero, al tradicional programa de retorno voluntario se suma también el emprendido por el Gobierno central para favorecer el regreso de los inmigrantes que deseen volver a sus países de origen y que supone la devolución acumulada de la prestación por desempleo.

Este programa, en las islas se gestiona en colaboración con el Servicio de Ocupación de Baleares (SOIB) y se pueden acoger a él todos los inmigrantes de países con los que España tiene convenio en materia de Seguridad Social.

Sumando ambos programas de retorno, Cruz Roja ha atendido en el primer trimestre de 2009 a 171 personas en Baleares, de las que han retornado a sus países 34. De ellas, 32 solicitaron la devolución acumulada de la prestación por desempleo y 19 volaron de vuelta acogiéndose a esta opción.

Por nacionalidades, de esas 171 personas atendidas, 139 se acogieron al programa de retorno voluntario, de las que 63 eran de nacionalidad boliviana y 34 argentina.

El proyecto de retorno voluntario de Cruz Roja lo financia la Dirección General de Integración de los Inmigrantes del Ministerio de Trabajo e Inmigración y pueden acogerse a él los extranjeros no comunitarios que acrediten haber residido en España durante al menos 6 meses.

También se concede a inmigrantes rumanos y búlgaros «siempre que concurran circunstancias especies de vulnerabilidad como pueda ser la trata de blancas o el tráfico de personas», ha explicado Unamuno.

Cruz Roja se hace cargo de los gastos de documentación, viaje y alojamiento y manutención en el traslado si fuera necesaria, así como de otros gastos imprevistos y concede una ayuda de viaje de 50 euros por persona, así como otra para la reinstalación en el país de origen de 400, hasta un máximo de 1.600 euros por familia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído