Hugo Chávez se asusta y elude el cara a cara con Vargas Llosa

Hugo Chávez se asusta y elude el cara a cara con Vargas Llosa

(PD).- Venezuela y por extensión, toda América Latina, asiste con expectación al desenlace de la disputa que el presidente del país, Hugo Chávez, mantiene con un grupo de intelectuales liberales a cuenta de la libertad de expresión.

En principio, ambas partes se han citado para debatir el estado de la cuestión. Sin embargo, las condiciones de los últimos no le han sentado bien al mandatario, que ha decidido rechazar el encuentro a su modo:

«Es lamentable (…) no aceptan… No quieren discutir, lo que quieren es un show».

Ataques a la libertad de expresión

El show, hay que aclarar, se refiere al hipotético cara a cara que el grupo quiere que tenga lugar entre el propio Chávez y el escritor peruano Mario Vargas Llosa, cuyo hijo fue retenido en el aeropuerto de Maiquetía la pasada semana para ser advertido de que no debía opinar de asuntos políticos internos.

«Me pusieron en libertad y me dijeron que no tengo derecho a hacer declaraciones políticas, que soy aquí un visitante extranjero y que, por lo tanto, no tengo derecho a opinar (…); como ciudadano de un país que como Perú fue liberado por Bolívar no creo tener menos derechos que otros bolivarianos para defender mis ideas», expresó a la emisora caraqueña de la televisión privada Globovisión.

Además, en la génesis de esta polémica se enmarcan ya no solo las críticas abiertas del presidente a toda forma de oposición, sino especialmente a los hechos, especialmente a las decisiones sobre la cadena Globovisión, cerrada hace dos años por mostrarse crítica con las decisiones del mandatario.

Reacción de los intelectuales

Estos sucesos, entre otros, motivaron la reacción del grupo de intelectuales, que ya venía denunciando una reducción en la libertad de opinión de ciertos países. Chávez reaccionó invitando a ‘intelectuales de derecha’, presentes en Caracas, a debatir con él mismo y con pensadores afines a su ‘revolución’ sobre socialismo y liberalismo, todo ello en el marco de la edición especial de su ‘Aló, presidente’ que finalizará este domingo.

El grupo recogió el guante aunque matizó las ‘normas’ del debate. En primer lugar, presentaría a Vargas Llosa, el ex canciller mexicano Jorge Castañeda y el escritor Enrique Krauze, también mexicano para dialogar únicamente con el presidente, alegando que con los afines al socialismo ya lo hacen con frecuencia en otros foros internacionales.

‘Yo estoy en las grandes ligas’

Chávez justificó su negativa escudándose en su condición de presidente y, en el contexto del programa, de moderador: «Yo puedo ayudar moderando, pero el debate es entre intelectuales. Yo soy presidente».

De igual modo, aseguró que Vargas Llosa debe «primero llegar a presidente» para debatir con él: «Yo estoy en las grandes ligas. Usted en AAA (ligas menores de béisbol)», dijo el presidente al escritor peruano nacionalizado español.

Vargas Llosa: ‘Chaves se rajó’

Horas después de las palabras del presidente venezolano, el escritor peruano contestó al mandatario con dureza: «Si el presidente solo puede debatir con presidentes, ¡qué bravata la de invitarnos a discutir!», declaró Vargas Llosa, que añadió que lo que el gobernante quiere es un «monólogo autista».

«Se rajó, él nunca quiso el diálogo con nosotros, algo que él propuso el mismo. Lo interesante era hablar con Chávez. Él no quería el diálogo con nosotros, si no que hablásemos con sus intelectuales, gente muy respetable pero con la que hablamos todos los días», dijo por su parte el ex canciller Castañeda.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído