Inmigrantes: Familias hipotecadas piden alimentos a Cáritas

(PD).- Cada día son más. Sólo entre enero y mayo de este año, 30.000 personas han acudido a Cáritas pidiendo ayuda urgente. El 40% era la primera vez que pisaban la organización. Entre los nuevos colectivos, aunque todavía minoritarios, destacan las personas con ingresos de entre 1.500 y 1.800 euros al mes que piden ayuda alimentaria para poder destinar sus ingresos al pago de su hipoteca.

La crisis los está destrozando. A ellos y a otros muchos: mujeres inmigrantes que tienen a sus maridos en paro y buscan trabajo sin tener formación, familias con niños que no pueden pagar la guardería, personas mayores, otros que no tienen techo, enfermos mentales… muchas de estas personas viven de realquiler y pagan entre 200 y 400 euros por una habitación.

El 72% de las personas en edad laboral que piden ayuda están en paro y la mitad está en situación irregular. El 13% trabaja con contrato y el 8% está empleado en la economía sumergida. Barcelona, Terrassa y Sabadell son las ciudades con mayor concentración de personas atendidas.

Las mujeres, según explican en Cáritas, son las primeras que solicitan ayuda, para sus hogares y para sus hijos. Se nota el descenso de los inmigrantes recién llegados, y los españoles que acuden a Cáritas representan el 32%.

VÍA EL PAÍS

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído