Los jefes del boliviano que perdió un brazo declaran ante el juez

Los jefes del boliviano que perdió un brazo declaran ante el juez

Los dos hermanos responsables de la panificadora de Real de Gandia (Valencia) donde un trabajador sin papeles de origen boliviano perdió un brazo el pasado 28 de mayo en un accidente laboral han acudido hoy a los Juzgados de Gandia (Valencia) para prestar declaración.

Los empresarios han llegado a las 09.20 horas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Gandia (Valencia), donde declaran como imputados.

A su llegada a las dependencias judiciales, les ha abordado un nutrido grupo de periodistas al que han evitado entrando con celeridad al edificio.

El trabajador boliviano Franns Melgar Vargas, que sufrió la amputación de su brazo izquierdo el pasado 28 de mayo, estaba empleado en la empresa en situación ilegal, trabajaba doce horas al día y cobraba 700 euros al mes, según sus declaraciones.

Según el sindicato Comisiones Obreras, el jefe del trabajador tiró el brazo a un contenedor de basura después del accidente, lo que impidió la reimplantación, le dejó a 200 metros del hospital y le pidió que no dijera nada sobre su situación laboral, versión que los empresarios rechazan.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Gandia, tras recibir el atestado de las lesiones sufridas por el trabajador boliviano, ha incoado diligencias previas para investigar las circunstancias en las que tuvieron lugar los hechos.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído