Parados inmigrantes piden al Gobierno que negocie con los bancos moratorias a las hipotecas

Parados inmigrantes piden al Gobierno que negocie con los bancos moratorias a las hipotecas

Alrededor de cuarenta personas, en su gran mayoría inmigrantes que han caminado desde Valencia a Madrid, han trasladado hoy al Congreso un pliego de peticiones para que el Gobierno acuerde con los bancos una moratoria de dos años del pago de las hipotecas de los desempleados y para que combata la especulación del mercado inmobiliario.

La marcha desde Valencia comenzó el pasado día 16, promovida por la Asociación Juan Montalvo, y con ella se ha querido llamar la atención sobre la situación de muchas familias hipotecadas que se enfrentan a desalojos, desahucios y a la subasta de sus viviendas al no poder hacer frente a los pagos.

Edgar Constante, presidente de esta asociación valenciana, ha explicado que el objetivo que persiguen es que el Ejecutivo busque una solución con los bancos para negociar una moratoria.

Otras de las peticiones son la fiscalización de los agentes que operan en el mercado de la vivienda -entidades bancarias, inmobiliarias, tasadores o notarios-, que se controle el precio del suelo o que se delimite el endeudamiento al 30 por ciento de la capacidad de crédito de la persona y en un plazo máximo de 20 años.

Izquierda Unida ha expresado su apoyo a esta marcha y algunos de sus dirigentes han recibido a los manifestantes en la plaza de Neptuno, próxima al Congreso de los Diputados, para hacer llegar en su nombre a la Cámara el pliego de peticiones.

Cayo Lara, coordinador general de la formación, ha subrayado el compromiso de IU para intentar parar la «sangría de desahucios» que se están produciendo, que ha calculado que serán entre 74.000 y 84.000 a lo largo de este año.

Ha ensalzado la «gesta» del grupo de cuarenta personas -en su mayoría inmigrantes- que han caminado durante diez días desde Valencia, y ha recordado que Izquierda Unida ya ha presentado iniciativas con objetivos similares a las que piden los manifestantes.

Particularmente, IU ha reclamado que den moratorias de hasta cinco años y que en lugar de pagar la letra de la hipoteca se pague una cifra equivalente a un alquiler que no supere un tercio de la cantidad que pueda estar ganando la persona que se enfrenta al desahucio.

Además, IU pide un plan de rescate para que el Gobierno adquiera el millón de viviendas que se calcula que hay vacías en España a precio de coste, y que se ofrezcan en alquiler a personas hipotecadas o desempleadas.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído