Chávez tilda de «amenaza» para Venezuela al nuevo jefe del Comando Sur de EE.UU.

Chávez tilda de "amenaza" para Venezuela al nuevo jefe del Comando Sur de EE.UU.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, calificó ayer de «amenaza» para su país al nuevo jefe del Comando Sur de EE.UU., Douglas Fraser, y lamentó que el militar, a diferencia de su colega estadounidense, Barak Obama, se inmiscuya en los asuntos internos de Venezuela.

Chávez respondió así a unas declaraciones de Fraser el miércoles, cuando asumió el cargo, en las que expresó su «preocupación» por la «carrera armamentista» de Venezuela cuando, a su entender, el país suramericano no está bajo ninguna amenaza.

«Bueno, habría que pasarle un espejo: ¡véase general, usted es la amenaza. Un espejo para que él mismo se vea», declaró Chávez durante el acto de entrega del Premio Nacional de Periodismo, transmitido en cadena nacional obligatoria de radio y televisión.

Chávez contrastó la actitud de Fraser con la del gobernante de Estados Unidos, quien, aseveró, le aseguró que no se inmiscuiría en los asuntos internos de Venezuela durante el breve diálogo que sostuvieron en la Cumbre de las Américas celebrada el pasado abril en Trinidad y Tobago.

«Prometió (Obama) no inmiscuirse en los asuntos internos de Venezuela. Aún cuando públicamente nunca lo ha dicho y a lo mejor nunca lo dirá. Me remito a lo que me dijo. Y yo no se lo estaba pidiendo, además», afirmó el gobernante.

El mandatario venezolano subrayó que Fraser se inmiscuyó en asuntos internos del país al afirmar la «falsedad» del «armamentismo» de Venezuela.

«Todos sabemos que a nosotros nos habían convertido en una nación desarmada, mientras Estados Unidos se dedicó a armar a Fuerzas Armadas de países vecinos», dijo Chávez, sin más precisiones.

El Gobierno de Venezuela ha comprado a Rusia en los últimos cuatro años 24 cazabombarderos Sukhoi-30MK2, medio centenar de helicópteros de distintos tipos y 100.000 fusiles Kaláshnikov AK-103, en contratos que superan los 3.000 millones de dólares, según fuentes rusas.

Chávez resaltó que el «imperio» sigue viendo a América Latina «como su área de operaciones».

«Y yo aclaro: Venezuela no es área de operaciones del Comando Sur ni de nada», añadió el mandatario de Venezuela, quinto exportador mundial de crudo y cuarto abastecedor más importante de EE.UU.

Ayer, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, llamó por teléfono al secretario de Estado Adjunto para Asuntos Hemisféricos de EE.UU, Thomas Shannon, y le expresó la «preocupación y molestia» de Venezuela por las declaraciones «mentirosas e inoportunas» de Fraser.

«Al lamentar que este hecho se produjera en el mismo momento en que ambos Gobiernos hacían efectiva la decisión de restablecer a sus embajadores respectivos, el Ministro Maduro recibió del Secretario Adjunto Thomas Shannon el compromiso de una pronta aclaratoria acerca de esta declaración hostil e inoportuna», indicó un comunicado oficial venezolano divulgado ayer.

Los Gobiernos de Chávez y de Barack Obama acordaron el jueves restablecer las relaciones diplomáticas y ordenaron el regreso de sus respectivos embajadores, expulsados de cada país en septiembre pasado.

El embajador venezolano, Bernardo Álvarez, llegó ayer a Washington, y se espera el arribo a Caracas «en los próximos días» del representante diplomático estadounidense, Patrick Duddy.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído