Aumentan los inmigrantes en situación irregular y la economía sumergida

Aumentan los inmigrantes en situación irregular y la economía sumergida

CCOO ha constatado un aumento de los inmigrantes en situación irregular que trabajan en la economía sumergida, según ha dicho hoy el director del Centro de Información para Trabajadores Inmigrantes (CITE) de CCOO, Hassan Saliba.

Saliba ha presentado hoy los últimos datos recogidos por el CITE, que en los últimos seis meses ha atendido a 9.685 usuarios, de los cuales el 40,10 por ciento estaban en situación irregular, «una cifra que ha ido subiendo durante el último año, y que en estos momentos ya es semejante a la de 2005, antes de la regularización»

.

El número de usuarios que trabajan ha bajado hasta un 52,71%, y entre éstos, el 50,83% lo hacen en la economía sumergida.

El número de inmigrantes que trabajan sin contrato laboral «empezó a aumentar con el inicio de la crisis. A finales de 2008 era del 49 por ciento de los usuarios del CITE y ahora ya es del 53,8%», ha dicho Saliba.

Al igual que ocurre con la cifra de inmigrantes irregulares, «el número de extranjeros que trabajan en la economía sumergida ya se sitúa al mismo nivel que en 2005, antes de la regularización extraordinaria».

Saliba ha recordado que antes de 2005, el CITE atendía a un gran número de inmigrantes en situación irregular que trabajaban en la economía sumergida porque «la bonanza económica y la falta de canales legales para contratación en origen había creado una gran bolsa de trabajadores inmigrantes en situación irregular».

Para solventar esta situación, el Gobierno llevó a cabo en el año 2005 una regularización extraordinaria que consiguió que en 2006 la cifra de inmigrantes que trabajaban en la economía sumergida atendidos por el CITE bajara hasta un 27 por ciento.

«Pero ya estamos otra vez en la misma situación que antes de la regularización», ha denunciado Saliba, que ha pedido al Gobierno que «tome medidas para luchar contra la economía sumergida».

En su opinión, «es necesario hacer aflorar la economía sumergida dotando de recursos la inspección de trabajo e incentivando las denuncias de los trabajadores».

«Hay que facilitar la regularización por arraigo laboral de los trabajadores de la economía sumergida que denuncian su situación», ha dicho.

Asimismo, Saliba ha lamentado la «rigidez» del Gobierno, que en el último año ha denegado la renovación del permiso a inmigrantes que habían perdido su trabajo a consecuencia de la crisis.

«El pasado 16 de junio las delegaciones del Gobierno recibieron la orden de flexibilizar las renovaciones de los permisos, pero hasta esa fecha la rigidez era muy fuerte y ha sido muy negativa porque ha empujado a la irregularidad a muchos inmigrantes que tenían los papeles en regla», ha aclarado Saliba.

Por otro lado, las cifras de usuarios del CITE confirman el descenso de trabajadores contratados en origen que ya anunció antes de ayer la subdelegación del Gobierno en Barcelona.

La regularización por arraigo social ha sido la consulta más solicitada por los inmigrantes en el CITE durante los seis primeros meses de este año, seguida de las renovaciones de permisos y el reagrupamiento familiar.

Los permisos iniciales de residencia y de trabajo, que durante muchos años habían sido la consulta más solicitada, han pasado al cuarto lugar.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído