EEUU y Cuba califican de «fructífera» su primera reunión de migración desde 2003

EEUU y Cuba califican de "fructífera" su primera reunión de migración desde 2003

Estados Unidos y Cuba han concluído su primera reunión para analizar cuestiones migratorias desde 2003, que ambas partes calificaron de «fructífera» y que se centró en las maneras de lograr que el flujo migratorio entre ambos países sea seguro, legal y ordenado.

«Estados Unidos ve estas conversaciones como una manera de lograr resultados prácticos y positivos que contribuyan a la plena entrada en vigor de los acuerdos», en materia migratoria, según un comunicado de prensa emitido al término de la reunión que se celebró en Nueva York.

Mientras Washington calificó la reunión como una muestra de su «interés» por mantener un diálogo «constructivo» con La Habana en temas de «preocupación mutua», Cuba puso sobre la mesa una «propuesta de nuevo acuerdo» en materia migratoria, informó la Sección de Intereses cubana en un comunicado.

Acercamiento de Obama

Washington y La Habana retoman así unas conversaciones sobre asuntos migratorios que se suspendieron de facto en 2003 y oficialmente un año después, durante el segundo mandato del presidente George W. Bush y por orden suya.

La Administración del presidente Barack Obama ha intentado, desde su llegada a la Casa Blanca, mejorar las relaciones con el país latinoamericano y enviado algunas señales como el levantamiento, en abril pasado, de las restricciones a los viajes de familiares y envíos de remesas a la isla.

EEUU y Cuba no tienen relaciones diplomáticas desde hace casi medio siglo, cuando Washington estableció en febrero de 1962 un embargo total contra la isla bajo gobierno comunista.

Washington ofreció a La Habana en mayo pasado reanudar las conversaciones sobre asuntos migratorios.

La reanudación de esas conversaciones ha provocado las críticas de los legisladores republicanos, como la congresista por Florida, Ileana Ileana Ros-Lehtinen, quien lo consideró «desafortunado», pues dijo que «el régimen cubano ha sido recompensado con aperturas de parte del Gobierno de Estados Unidos pese a las atrocidades que comete contra su pueblo y sus políticas de erosión hacia los intereses y prioridades estadounidenses».

Acuerdos anteriores

Washington y La Habana firmaron en septiembre de 1994 y en mayo de 1995 acuerdos migratorios con el propósito de frenar la emigración clandestina, en los que se preveía que ambas partes se reunieran cada seis meses, de manera alterna en La Habana y Nueva York, para repasar su aplicación y aspectos técnicos de los mismos.

En base a esos acuerdos EEUU puede admitir cada año a 20.000 inmigrantes legales cubanos.

Las leyes migratorias estadounidenses establecen que los inmigrantes cubanos ilegales que tocan tierra pueden permanecer en Estados Unidos y al cabo de un año obtener la residencia.

No obstante, de acuerdo con los convenios suscritos entre Washington y La Habana, los que son interceptados en el mar, aunque sea a pocos metros de las orillas, deben ser devueltos a la isla.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído