El ejército mexicano estrecha el cerco sobre La Familia en Michoacán

El gobierno de Felipe Calderón endurece su ofensiva militar contra los narcotraficantes en el estado de Michoacán. Desde este sábado, cientos de soldados armados con metralletas y cubiertos con pasamontañas han levantado puestos de control en las principales carreteras del estado central.

A lo largo de la jornada, los militares han parado y registrado vehículos en busca de narcotraficantes en una de las zonas del país done se produce la mayor cantidad de marihuana. El objetivo principal de la nueva medida es debilitar a La Familia, el cartel local que la semana pasada torturó y asesinó a 12 miembros de élite de la Policía Federal.

El gobierno mexicano desplegó este miércoles un total de 5.500 policías y militares en Michoacán, estado natal del mandatario mexicano, cuna de La Familia y, desde el inicio de su presidencia, el lugar de los combates más feroces junto con Chihuahua.

El destacamento militar es uno de los mayores en los tres años de la guerra contra el narcotráfico.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído