Detenido en Valencia un subcomisario argentino por 18 delitos de lesa humanidad

Detenido en Valencia un subcomisario argentino por 18 delitos de lesa humanidad

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Valencia al argentino Jorge Alberto Soza, de 72 años, que estaba reclamado por las autoridades judiciales de su país como supuesto autor de varios delitos de lesa humanidad.

Según fuentes policiales, a Soza se le acusa de participar en dieciocho casos de detención ilegal, secuestro y torturas mientras ostentó el cargo de subcomisario de la Policía Federal argentina y segundo jefe de la Delegación de Neuquén.

El fugitivo, quien era buscado por hechos que se remontan al período comprendido entre septiembre de 1975 y principios de 1977, en la ciudad de Neuquén, ubicada en la Patagonia argentina, se había instalado en Carcaixent (Valencia) en 1992 junto a su familia y había adquirido la nacionalidad española.

La Policía ha enmarcado la etapa por la que se acusa a Soza en el proceso sistemático de secuestro y tortura de personas durante la dictadura argentina, cuando se produjo una gran cantidad de desapariciones.

Según la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), se registraron 8.961 casos, mientras que otros organismos de Derechos Humanos elevan la cifra a 30.000, remarcan las mismas fuentes.

Por aquel entonces, el ahora detenido ostentaba el cargo de subcomisario de la Policía Federal argentina y desempeñaba la función de segundo jefe de la Delegación Neuquén, con asiento en la ciudad y provincia del mismo nombre. Las operaciones de esta dependencia policial se encontraban bajo la órbita del Batallón de Ingenieros de Montaña del Ejército argentino.

La Justicia argentina estima que el fugitivo participó en la detención ilegal y tortura de personas acusadas de formar parte de células terroristas que operaban en la región en, al menos, dieciocho ocasiones.

Estas actuaciones se encuadran en los delitos denominados de lesa humanidad y podría ser condenado a una pena de prisión que oscila entre los tres y los quince años.

Según el Cuerpo Nacional de Policía, Jorge Alberto Soza se trasladó a España en 1992 y se estableció con su familia en Carcaixent, donde adquirieron la nacionalidad española sin renunciar expresamente a su origen argentino.

La detención, cuya fecha no ha sido especificada, se ha llevado a cabo por agentes del Grupo de Localización de Fugitivos, perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial, el Grupo de Crimen Organizado de la Jefatura Superior de Policía de Valencia y el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Ontinyent (Valencia).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído