La pantomima de Zelaya

La pantomima de Zelaya

Ha sido ridículo. Una pantomima diseñada para dar fotos a las agencias y unos minutos de televisión a su amigo Hugo Chávez. Nada más. Tras pasar 70 minutos en Honduras -metido unos metros en el territorio y sin parar de hablar por el movil-, el depuesto presidente Manuel Zelaya, volvió a cruzar la frontera y se quedó en Nicaragua con el rabo entre las piernas. Lo suyo es pura bravata.

Con sombrero ranchero, camisa blanca remangada impoluta, chalequillo negro y con su omnipresente teléfono móvil colgado al oído. Así se presentó Zelaya en el puesto fronterizo de Las Manos a las 13.10 hora local (21.10 hora peninsular en la península), tras un periplo en jeep por Nicaragua, acompañado por Nicolás Maduro, ministro de Exteriores de Venezuela, el caduco Edén Pastora, comandante sandinista que participó en el asalto del Palacio Nacional de Managua en 1978 y los plausos del pederesta Daniel Ortega, presidente de Nicaragua y violador reiterado de su propia hijastra.

Todo para «mantener el nervio informativo«.

A su llegada a Las Manos, los «zelayistas» en el lado nicaragüense le jalearon y Telesur -la tele de Hugo Chávez- emitió en directo, para que la estadounidense CNN tuviera señal.

Al otro lado, soldados. Honduras bajo el toque de queda adelantado por el presidente Micheletti. Ese era otro «show». Cada uno jugando su papel.

Un circo, que duró 70 minutos, los que aguantó Zelaya metido unos metros en territorio hondureño.

LA CADENA DE LAS MANOS

Casi un mes después de haber sido expulsado en pijama y a punta de pistola, el destituido presidente hondureño, Manuel Zelaya, volvió a su país… durante 70 minutos. Micheletti, el presidente interino aseguró que el Ejército no detuvo a Zelaya a su entrada al país para no provocar un conflicto con otros países: «Hubiéramos provocado un pleito internacional».

Durante el vodevil de este viernes, Zerlaya levantó la cadena que separa ambas naciones centroamericanas y la sostuvo sobre su cabeza. Después tocó un letrero que dice «Bienvenidos a Honduras».

En ese momento un cornel hondureño se le acercó, le estrechó la mano y cuando Zelaya alegó ser el «presidente constitucional de Honduras, y por lo tanto su comandante en jefe», el militar le espetó:

«En cuanto tengamos la precisión de detenerlo, lo haremos».

Eso debió influir y lo suyo en el precipitado regreso de Zelaya a Nicaragua.

Zelaya es un tarambana y la comunidad internacional tiene cada día más claro que actúa como marioneta de Chavez y sus 2cuates».

El gobernante depuesto no se molestó en responder a las peticiones de prudencia que le llegan de la comunidad internacional, con excepción de los países miembros de la Alianza Bolivariana para América Latina (ALBA).

Su creador y patrocinador, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, permanece en Caracas siguiendo de manera personal los movimientos de Zelaya, según informaron en Paraguay para justificar su ausencia en la cumbre del Mercosur.

El papel del mandatario venezolano molesta sobremanera en Honduras. El nuevo ministro de Defensa, Adolfo Sevilla, esgrimió ayer informes de inteligencia para asegurar que «para Chávez, Zelaya vale más muerto que vivo».

Desde Washington, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, calificó de «temeraria» la acción de Zelaya que, dijo, no ayuda a los esfuerzos diplomáticos que se están haciendo para intentar resolver la crisis. Estados Unidos y Canadá han pedido al presidente depuesto que no intente regresar a Honduras hasta que no haya un acuerdo político, al que instó con vehemencia ayer la Unión Europea.

Todos han respaldado la labor mediadora que ha venido realizando el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, quien también ha lamentado el regreso a su país del mandatario depuesto de Honduras. «No es el camino para lograr la reconciliación nacional», ha asegurado, apelando por la vuelta de las partes a la vía de la negociación.

Las nuevas autoridades hondureñas, mientras, ampliaron el toque de queda en cuatro municipios fronterizos, donde ha quedado prohibido circular por las calles a partir del mediodía. En el resto del país, las limitaciones al movimiento se mantienen entre la medianoche y las cuatro de la madrugada.

En Honduras hay un arma de fuego por cada 33 habitantes, además del arsenal oficial. Hay 75.000 armas con los permisos vencidos y en paradero desconocido, reconoció Juan Francisco Maradiaga, del Registro Balístico. Por algo advirtió del peligro de violencia Óscar Arias, mediador en el proceso de diálogo que las delegaciones de Zelaya y Micheletti protagonizaron hasta el miércoles pasado, cuando los zelayistas dieron por fracasadas las conversaciones y anunciaron el retorno por la fuerza.

Hace 20 días que intentaron hacerlo por aire y el resultado fue solo uno: la muerte de dos civiles.

Micheletti tampoco se queda atrás. El presidente de facto, que cumplirá este domingo un mes en el cargo, para el que fue elegido por el Congreso, dijo estar preparado para soportar toda la presión internacional. De su lado están los diputados, el Tribunal Electoral, la Corte Suprema de Justicia, el Ejército y otras instituciones de peso en Honduras, a las que desafió Zelaya al intentar convocar un referéndum ilegal para abrir la vía a la reelección presidencial. El mandatario ha perdido incluso el respaldo de su propio grupo, el Partido Liberal, que se siente traicionado por el giro chavista de Zelaya.

Marchas contrarias a Zelaya

Mientras el presidente depuesto se encontraba en paso de Las Manos, miles de hondureños contrarios a él celebraban este viernes una masiva marcha en la ciudad norteña de San Pedro Sula para rechazar su regreso al país y en defensa de «la paz y la democracia».

«No queremos la imposición de un ex presidente que está inhabilitado políticamente y que violó la Constitución», declararon sus organizadores. Las cifras oficiales facilitadas por la gobernadora del norteño departamento de Cortés, Sandra Hernández, calculan que en la manifestación participaron «más de 40.000 personas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído