Un estudio desvela que los hijos de inmigrantes en Barcelona apenas perciben rechazo

Un estudio desvela que los hijos de inmigrantes en Barcelona apenas perciben rechazo

Según datos recogidos en un estudio realizado por la Universidad Pontificia Comillas y la Universidad de Princeton, la mayoría de descendientes de inmigrantes en Barcelona nunca se han sentido discriminados, aunque un 6 por ciento dice haberlo sido «muchas veces».

El informe se basa en una investigación llevada a cabo en 79 colegios del área metropolitana barcelonesa, en los que se entrevistó a un total de 3.577 chicos y chicas de entre 12 y 17 años, estadísticamente representativos del universo de jóvenes de segunda generación en esta ciudad.

Los resultado de la observación, titulada «La segunda generación en Barcelona. Un estudio longitudinal», desvelan que más de la mitad de ellos no perciben rechazo por parte de la población autóctona.

Por el contrario, solo un 6 por ciento de este colectivo declara haber sido discriminado «muchas veces», aunque a menudo las razones son de carácter particular (como el peso, la estatura o la personalidad) y no necesariamente la raza o la nacionalidad.

En lo referente a sus aspiraciones, el 56,8 % aspira a estudiar en la universidad, pero solo un 38,3 % confía en lograrlo, y el porcentaje se reduce hasta un 10 % en el caso de los postgrados.

Respecto a la identidad nacional, únicamente un tercio se considera español mientras que los dos tercios restantes se identifican con su nacionalidad de origen y solo una cuarta parte del total señala a España como el país en el que quisieran vivir.

El origen predominante de estos jóvenes de segunda generación (es decir, nacidos en España de padres extranjeros o nacidos en el exterior pero asentados en España a una edad temprana), se encuentra en países como Ecuador, Marruecos, Colombia, Perú, República Dominicana, Bolivia, China o Pakistán, entre otros.

Aproximadamente, el 60% de estos nuevos barceloneses provienen de países latinoamericanos y solo los ecuatorianos representan más de un tercio del total, lo que en este aspecto, otorga a España un perfil similar al de los Estados Unidos y muy distinto al de otros países de Europa.

El estudio ha sido realizado por investigadores de la Universidad Pontificia de Comillas-ICAI-ICADE, de la Universidad de Princeton y de la Universidad de Clemson, que ya realizaron un estudio similar en Madrid a principios de año, con resultados muy similares.

El estudio pretende tener continuidad y su siguiente objetivo es volver a encuestar a los componentes de esta muestra dentro de unos años, para saber cómo han evolucionado sus vidas y sus expectativas de integración en España.

Según afirman los investigadores, «el rápido crecimiento de la población compuesta por estos jóvenes y su concentración geográfica en determinadas áreas urbanas hace de esta cuestión un tema de importancia vital hacia el futuro».

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído