La contratación de mano de obra para la vendimia de este año será «casi nula»

La contratación de mano de obra para la vendimia de este año será "casi nula"

La campaña de la vendimia de este año en la comarca de la Denominación de Origen Vino «Mondéjar», en Guadalajara, no requerirá «apenas» trabajadores inmigrantes ni del país para su recogida, sino que la mano de obra a contratar será «casi nula» y la mayoría de los viticultores se arreglarán con la ayuda de familiares.

Así lo ha manifestado en un declaraciones a Efe el presidente de la Denominación de Origen Vino de Mondéjar, Eusebio Mariscal, muy preocupado por el futuro de un sector, «que lo ha sido todo en la riqueza de esta comarca y donde las viñas que han desaparecido ya no vuelven», ha aseverado.

Las razones que, según Mariscal, han influido en la reducción de producción de uva en esta y en otras muchas comarcas de España se basan en distintos factores que van desde los numerosos requisitos exigidos en los últimos años para la contratación de trabajadores inmigrantes para la campaña, «con multas millonarias para los viticultores», hasta la reducción en el consumo de vino, con la desaparición progresiva de los caldos de mesa.

Las dificultades en la contratación de personal también han llevado a que en los últimos años muchos viticultores hayan apostado por mecanizar la recogida de la uva.

Mariscal ha lamentado el descenso progresivo que hay en la producción de viñas en la comarca y ha resaltado que sólo, en el último año, han desaparecido una cuarta parte y que la previsión para la próxima temporada, «si esto sigue así», es que la producción se reduzca a la mitad «por lo menos».

La producción de vino con D.O. Mondéjar hasta ahora rondaba las 1.200 hectáreas en la comarca acogida a esta Denominación, de las que actualmente quedan algo más de 700 y en el próximo año se registrará una nueva reducción, ha puntualizado el responsable de la denominación.

A juicio de Mariscal, «es lamentable tener que dejar el trabajo al que uno ha dedicado gran parte de su vida», pero cree que si algunos viticultores se han decidido a ello es porque no les queda más remedio.

«Me da mucha pena, es desolador salir al campo y ver cepas amontonadas y quemadas», ha lamentado.

Mariscal ha pedido a las administraciones más apoyos para un sector al que se están dando muy pocas facilidades para que pueda seguir subsistiendo, convencido de que la concesión de subvenciones por el arranque de viñas no es la solución.

Mariscal ha demandado más apoyos para la supervivencia de estas viñas con denominación y de las bodegas que hay en la comarca, pues «ver esto como está ahora hace que me caiga el alma a los pies».

En cuanto a la cosecha prevista para esta campaña, el presidente de la D.O. Mondéjar ha dicho que se prevé una uva «de calidad», algo a lo que, sin duda, van a contribuir las tormentas de las últimas horas, que además van a incrementar entre un 10 y un 15 por ciento la producción, sin afectar a la calidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído