Historias insólitas

Detenida la modelo rusa que vendía la virginidad de su hija de 13 años

El supuesto "comprador" que pagaría 24.000 dólares resultó ser un agente de policía encubierto.

Detenida la modelo rusa que vendía la virginidad de su hija de 13 años
Irina Gladkikh

En Moscú, la ex modelo Irina Gladkikh ha sido condenada a cuatro años y medio de prisión, acusada de cerrar un trato en el que vendía la virginidad de su hija a un precio de 24 mil dólares (21.200 euros).

A través de una amiga, Gladkikh consiguió contactar a un cliente, un pedófilo adinerado al que entregó fotografías «sexualizadas» de la pequeña. También le facilitó un comprobante que acreditaba que la niña no había tenido nunca relaciones sexuales.

Lo que no esperaba la acusada es que su supuesto «comprador» fuera un agente encubierto. El operativo policial se llevó a cabo en la capital rusa, en el lugar en el que se iba a cerrar el trato.

Allí había acudido Gladkikh acompañada por una de las dos amigas que fueron cómplices del pacto. Haciéndose pasar por un pedófilo, el oficial entregó los 24 mil dólares que requería la ex modelo por los servicios sexuales de su hija.


Una vez tuvo Gladkikh tuvo el dinero en su bolsa, el policía procedió a la detención de esta y de su cómplice. A comienzos del juicio, celebrado en un tribunal de Lyublinsky, Moscú, la acusada reconoció los hechos que se le imputaban.

«Vinimos a Moscú para conocer a un hombre rico con el fin de obtener ayuda económica después de proporcionarle servicios sexuales por parte de mi hija» declaró.

Por el delito que confesó haber cometido, Irina Gladkikh fue condenada a cuatro años y medio de cárcel. Además, perdió la custodia de la niña, así como de otro hijo menor, que en la actualidad se encuentran bajo la tutela legal de sus abuelos.

Dos mujeres, amigas de la ex modelo, fueron declaradas cómplices del delito. Una de ellas, Yelena Anisimova, confesó haberse encargado de buscar a un comprador adinerado interesado en pagar por la virginidad de la pequeña. Por ello tendrá que afrontar tres años y medio de prisión, misma pena que la impuesta para Alina Kukanova, de 25 años, quien también apoyó a la madre de la niña a comercializar con la virginidad de la menor.

Aunque Irina Gladkikh trabajó como modelo y comercial, las autoridades constataron que tanto ella como sus cómplices habían ejercido la prostitución anteriormente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído