Recibir premio de literatura infantil es espectacular, dice la ecuatoriana Velasco

Recibir premio de literatura infantil es espectacular, dice la ecuatoriana Velasco
. EFE/Archivo

La escritora ecuatoriana María Cecilia Velasco dijo hoy que es «espectacular» haber recibido el Premio Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil Norma-Fundalectura por la obra «Tony» en la que hay, sin proponérselo, una «huella latinoamericana».

En diálogo con Efe, la autora nacida en Quito en 1965, señaló que el hecho de haber recibido esa distinción en el marco de la Feria del Libro de Bogotá, que arrancó el pasado miércoles, «es muy significativo por la magnitud del evento».

«Estoy contenta, muy contenta, porque hubo mucha gente, jóvenes, gente interesada en la obra y eso para mí es muy significativo», señaló la escritora, que estudió Ciencias de la Educación con especialización en Letras y Castellano y se desempeña como profesora de educación media en Quito.

El jurado que escogió la obra tras hurgar en 118 escritos remitidos por escritores de 15 países, señaló que en «Tony», la autora logró «construir una voz particular para cada uno de los protagonistas, que aprenden a vivir en una realidad caracterizada por los dolores, esperanzas, fortalezas y alegrías propias de Latinoamérica».

Según Velasco, la temática de su libro son las vivencias de jóvenes cuyas edades fluctúan entre los 14 y 16 años, que protagonizan búsquedas de «sí mismos» que les permita encontrar «la amistad y empatía con otros», pero que a veces tienen desencuentros con una sociedad adulta intolerante, que discrimina, que tiene muchos prejuicios».

Detalló que aunque para ella era importante que el libro tuviera un carácter local «lo era también que a través del lenguaje permitiera ubicarla en cualquier país de Latinoamérica».

Explicó que en «Tony», al que califica como su debut en la literatura, hay «huellas, marcas que nos dicen que es Quito, nombres de colegios, sistemas de transporte. Sin embargo, pienso que la ciudad puede ser cualquiera de América Latina».

Para la novelista, en el libro presentado en la Feria del Libro de Bogotá «hay una huella latinoamericana. No fue buscada, pero es una huella que está».

Indicó que además de adelantar una exhaustiva visita por la feria, tiene planeado visitar colegios en Bogotá pues considera «que charlar con jóvenes de otros países es muy importante» para conocer qué piensan.

También estará en otras ciudades colombianas como Barranquilla (norte), Bucaramanga (oriente) y Medellín (nordeste).

Además de ponderar la feria, en donde buscará los trabajos de poetas jóvenes, especialmente locales, Velasco señaló que lo que le llama la atención es que a pesar de que Colombia «es un país golpeado por la violencia de los viejos conflictos, es un país que busca erigir una obra artística, que busca alimentar una tradición literaria y renovarla».

En versiones anteriores este premio ha sido otorgado a escritores como Marina Colasanti, de Brasil; Evelio José Rosero Diago, de Colombia; Juan Antonio Ramos, de Puerto Rico, y la argentina Lilia Lardone. En 2008, había sido adjudicado a la mexicana María García Esperón, por su obra «Querida Alejandría».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído