El pequeño Sebastien de la Cruz, vestido de mariachi, fue criticado por algunos aficionados

[Video] El ‘Chorro de Oro’ de Texas canta el himno a los intolerantes de la NBA

Les choca que haya cantado brillantemente el himno nacional de EEUU siendo hijo de padres mexicanos

[Video] El 'Chorro de Oro' de Texas canta el himno a los intolerantes de la NBA
Sebastien de la Cruz. EP

Ante la avalancha de faltas de respeto hacia Sebastien, la franquicia de San Antonio decidió volverle a invitar a interpretar el himno

Sebastien de la Cruz nació hace once años en San Antonio (Texas) en el seno de una familia de inmigrantes mexicanos. Al pequeño De la Cruz le conocen en EEUU como el Charro de Oro tras su exitosa participación en el reality America’s Got Talent.

Este niño prodigio con voz de ruiseñor realizó el martes 11 junio 2013 el mayor acto de patriotismo y orgullo que cualquier nortamericano puede imaginar, cantar el himno de Estados Unidos ante las 19.000 personas que abarrotaban AT&T Center en el cuarto partido de las Finales de la NBA.

Aquella actuación del pequeño De la Cruz provocó un poético mutismo en los allí presentes. Una mezcla de sorpresa y admiración inundó el pabellón de San Antonio, el AT&T Center, al ver a éste pequeño prodigio del virtuosismo vocal, entonar el himno estadounidense a capella.

Como sucede con los genios, el pequeño cantante no dejó a nadie indiferente. La mayoría del público ovacionó su interpretación con un merecido aplauso que Sebastien agradecio, asintiendo al público que lo vitoreaba.

Sin embargo, muchos no pudieron aceptar que un niño de padres mexicanos pudiera cantar el mítico The Star-Spangled Banner. Minutos después de la interpretación las redes sociales se llenaron en unas horas de comentarios racistas que ponían en duda incluso que el pequeño estuviera en Estados Unidos legalmente.

«Ir con una ropa de Mariachis nos hace parecer a todos los de San Antonio como mexicanos»; «¿Por qué llevan a un mexicano a cantar el himno nacional luciendo como un inmigrante?», espetaban algunos espectadores en Twitter.
El pequeño Sebastien, preguntado por periodistas, recordó con orgullo que su padre «estuvo en la marina estodunidense durante mucho tiempo» y sentenció a los ignorantes que le criticaron: «No saben de lo que hablan, no saben nada sobre mí».

Ante la avalancha de faltas de respeto hacia Sebastien, la franquicia de San Antonio decidió ensalzar a su paisano y le volvieron a invitar el jueves para volver interpretar de nuevo el himno. Y no defraudó.

El jueves por la noche Sebastien, vestido con el traje típico de jinete mexicano (de ahí el nombre de «Charro») volvía a entonar el The Star-Spangled Banner ante un pabellón abarrotado que vitoreaba, ahora sí, al unísono, al joven prodigio. Su interpretación incluso mejoró la del martes.

De ellos se dieron cuenta ambos entrenadores, Erik Spoelstra y Greg Popovich, quienes le felicitaron emotivamente después de su actuación. Sebastien incluso llegó a emocionar a varios jugadores; Chris Andersen, The Birdman, confesó su admiración por el pequeño talento, y Shane Battier admitió que llegó a emocionarse mientras le escuchaba.

Gregg Popovich, entrenador de San Antonio Spurs, llegó a decir en rueda de prensa que los que habían criticado a Sebastien eran «unos idiotas». El técnico, con el estilo ‘borde’ que le caracteriza, sentenció que éstas personas que criticaron a De la Cruz , no merecían muchas reflexiones.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído