Una curiosa antigüedad de la II Guerra Mundial provoca una gran controversia en EEUU

Encuentran las bragas de Eva Braun… y sin un solo pelo del bigote de Hitler

Una pequeña tienda de antigüedades se jacta de contar en sus vitrinas con este curioso artículo, que vende por 7.500 dólares

Encuentran las bragas de Eva Braun... y sin un solo pelo del bigote de Hitler
La ropa interoir de Eva Braun PD

Una curiosa antigüedad de la Segunda Guerra Mundial está provocando una gran controversia en Estados Unidos. La vende una tienda de Ohio por 7.500 dólares, y no es cualquier cosa.

Se trata de la ropa interior (más concretamente, las bragas) de Eva Braun, la que fue la esposa de Adolf Hitler durante sus últimos días en el Búnker bajo la Cancillería.

Así lo afirma en su versión digital la versión digital del diario «The Daily Beast», desde donde han contactado con el negocio para saber, de primera mano, los pormenores de la prenda.

En palabras del diario, los «panties» tienen un corte clásico, son de seda francesa, cuentan con un color melocotón y, lo más importante: tienen grabadas las iniciales EB (las cuales se corresponderían, según el regente de la tienda, con las iniciales de Eva Braun).

Por otro lado, el vendedor no ha señalado al diario si estaban usadas o no. Poco más se puede saber acerca de esta prenda, algo que ha generado multitud de críticas contra el negocio por parte de muchos que las consideran un mero reclamo para atraer más clientes.

SUS ORÍGENES

Pero… ¿de dónde proviene la prenda? El director de la tienda dice habérselas comprado a Charles Snyder, un jubilado de 84 años de edad que las adquirió, a su vez, de un combatiente de la Segunda Guerra Mundial.

Éste, por su parte, afirmaba haberlas conseguido mientras luchaba en 1945 cerca de Berchtesgaden (una región en la que se encontraba Berghof, la residencia alpina en la que vivieron durante meses Adolf Hitler y Eva Braun). No obstante, el anciano afirma que solo sabe el apellido de este sujeto (Watts) y desconoce donde se encuentra.

Con todo, el jubilado ha puesto a disposición de la tienda de antigüedades un certificado de autenticidad hecho por él mismo, además de un libro sobre la Segunda Guerra Mundial escrito por él.

«Son de primera categoría, el tejido, el bordado y los monogramas. Hasta la costura del botón. No todo el mundo tiene la ropa interior de Eva Braun»,

explica, por su parte, el dueño de la tienda.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído