El telescopio Kepler capta un anómalo torrente de luz, entre las constelaciones Cygnus y Lyra

¡Señales de una civilización alienígena en la misteriosa estrella KIC 8462852!

Tabetha Boyajian, astrómoma de la Universidad de Yale, EEUU: "Los científicos nunca habían visto nada parecido"

¡Señales de una civilización alienígena en la misteriosa estrella KIC 8462852!
KIC 8462852 PD

KIC 8462852 es una estrella ligeramente más grande que el Sol. Situada a casi 1.500 años luz, se encuentra en el cielo del hemisferio norte entre las constelaciones Cygnus y Lyra.

Ha sido estudiada por los astrónomos a través del telescopio espacial Kepler en su búsqueda de exoplanetas, y ha arrojado un dato que ha sacudido a la comunidad científica englobada en los ‘Planet Hunters‘: su curva de luz nos dice que un objeto -u objetos- pasa cada cierto tiempo por delante del disco, reduciendo su brillo en un 20%. 

Pero los mínimos no se suceden a intervalos regulares, como deberían ser si fuera un planeta el culplable, sino que duran entre cinco y ochenta días. Y es que aunque se trata de un fenómeno habitual en las estrellas jóvenes, este astro es bastante maduro.

ESTRUCTURAS ARTIFICIALES

Y hay más: esta ‘anomalía’ puede obedecer a la presencia de gigantescas estructuras artificiales creadas por alienígenas, que estarían obstaculizando la llegada de luz que surge de la estrella.

Los científicos llevan recibiendo información desde hace cuatro años, pero los datos que hacen pensar en esto último se obtuvieron en varios momentos concretos, uno de ellos entre los días 788 y 795 de la misión, y los otros entre los días 1.510 a 1.570.

Tabetha Boyajian, astrómoma de la Universidad de Yale, EEUU, dice que los científicos «nunca habían visto nada parecido».

Las hipótesis sobre el origen del torrente de luz de la misteriosa estrella incluyen las teorías de que son defectos de las herramientas de investigación, son trozos de asteroides o que se deben a un impacto de escala planetaria.

Sin embargo, Jason Wright, astrónomo de la Universidad Estatal de Pensilvania, ofrece otra interpretación: «La vida extraterrestre debería ser la última hipótesis pero esto parece el producto de una civilización alienígena», según lo cita el portal ‘The Atlantic‘. 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído