Hollywood y la maldición del camino de la fama

Drogas, fracasos e intentos fallidos de rehabilitación: el tortuoso camino post-Kutcher de Demi Moore

Drogas, fracasos e intentos fallidos de rehabilitación: el tortuoso camino post-Kutcher de Demi Moore
Demi Moore YT

La vida de excesos de los famosos siempre genera consecuencias, algunos logran manejarlo y aprender a vivir con ello, pero hay quienes descienden y lo hacen para no regresar.

Este último podría ser el caso de Demi Moore, quien en su día fue la actriz más poderosa de Hollywood, la mejor pagada, pero que tras una carrera plagada de excesos, ahora vive en el olvido de la meca del cine y tras su tormentosa relación con Ashton Kutcher, ha encontrado el amor en una mujer: la estilista serbia Masha Mandzuka.(Ashton Kutcher habla de su ‘retiro espiritual’ tras divorciarse de Demi Moore)


El diario ABC hace un repaso de la biografía de la actriz, que tiene 56 años. Nacida en Nuevo Mexico, su madre era alcohólica y su padre los abandonó. Adoptó el apellido de su padre adoptivo (Guynes) y se trasladó a Los Ángeles con su madre.

Allí empezó a trabajar siendo menor y con un carné falsificado, como modelo en revistas masculinas, llegando a ser fotografiada para Playboy y Penthouse. Empezó a salir con Freddy Moore, el cantante de la banda de rock Skogie, de quien adoptó su apellido profesional. Debutó ante las cámaras en la película Choices y poco después obtuvo un appel en la serie Hospital Central.(Así está Demi Moore en lencería a sus espléndidos 54 años)

Poco después entabló amistad con Rob Lowe y los hermanos Emilio Estévez y Charlie Sheen, con los que empezó sus escarceos con la cocaína y el alcohol. Después llegó su matrimonio con Bruce Willis, con quien tuvo tres hijas.

Al poco, llegó su gran éxito, Ghost, película que la llevó a ser nominada a los Globos de Oro. Tras ese ‘pelotazo’, llegaron los grandes papeles con cifras millonarias: Algunos hombres buenos, Acoso, Una proposición indecente… Batió su récord en 1996 con Striptease, película por la que cobró 12 millones de dólares, lo que la convirtió en la actriz mejor pagada de Hollywood.

Sus exigencias de grandes emolumentos y algunos fracasos en taquilla como Amigas para siempre o La letra escarlata fueron clave para su declive. Rompió con Bruce Willis y en 2003 empezó una comentada relación con Ashton Kutcher, casi 15 años más joven que ella. Su último gran papel fue en el remake de Los Ángeles de Charlie.(Pillan a Demi Moore besando borracha y apasionada a un niño de 15 años y estalla el escándalo )

Desde entonces, su nombre ha estado más relacionado con la prensa del corazón que con el cine. Se divorció de Kutcher en 2011 y poco después ingresó en una clínica tras una noche de excesos en la que llegó a consumir óxido nitroso. Su última polémica es su relación con la estilista serbia Masha Mandzuka. Seguramente no será el último episodio de su controvertida carrera.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído