EL SOL Y EL VERANO

Solsticio de verano: sex, libido, fertilidad y otras ‘extrañas’ tradiciones

Solsticio de verano: sex, libido, fertilidad y otras 'extrañas' tradiciones
Stonehenge EP

En el hemisferio norte, el solsticio de verano tiene una historia alborotando libidos. Y no debería extrañarnos.

El día más largo del año suele dar inicio al verano y, con él, la cosecha. Por lo tanto, no debería sorprender que el solsticio esté vinculado a la fertilidad, tanto de la variedad vegetal como humana, en varios destinos del mundo.

“Muchos niños nacen nueve meses después del solsticio de verano en Suecia”, dice Jan-Öjvind Swahn, etnólogo sueco y autor de varios libros al respecto.

La fiesta escandinava que celebra el solsticio de verano fue este 21 de junio este año. Las tradiciones suecas incluyen bailar alrededor de un árbol o palo alto —símbolo que algunos consideran fálico— y festejar con arenques y grandes cantidades de vodka.

“Beber es la tradición más típica del solsticio de verano. Hay imágenes históricas de personas bebiendo hasta que ya no pueden más”.

Mientras que la bebida guarda relación al posterior baby boom, Swahn señala que incluso sin el alcohol, el verano es rico en rituales románticos.

Tradiciones en Grecia
Hay una mitología similar en algunas partes de Grecia. Allí, como en muchos países europeos, el cristianismo eligió el solsticio pagano como el Día de San Juan. Aún así, en muchos pueblos en el norte del país, los ritos antiguos todavía se celebran.

Uno de los más antiguos se llama Klidonas e involucra a vírgenes locales que recogen agua marina. Las mujeres solteras de la aldea colocan una pertenencia personal en la olla y la dejan bajo una higuera de la noche a la mañana, donde, según el folclore, la magia del día da a los objetos poderes proféticos y las mujeres en cuestión sueñan con sus futuros maridos.

Al día siguiente, todas las mujeres de la aldea se reúnen y se turnan para sacar objetos y recitar versos que simulan predecir las fortunas románticas del dueño del objeto. En estos días, sin embargo, el festival es más una excusa para que la comunidad de mujeres intercambie chistes groseros.

Más tarde en el día, hombres y mujeres se mezclan y se turnan para saltar sobre una hoguera. Cualquiera que tenga éxito en saltar sobre las llamas tres veces tiene la intención de que se le otorgue un deseo.

El verano, el sexo y el solsticio en el Este de Europa.

Tradiciones de Europa del Este

En Europa del Este, las celebraciones del solsticio caen en el Día de Iván Kupala, una fiesta que tiene connotaciones románticas para muchos eslavos (“kupala” se deriva de la misma palabra que “Cupido”).

“Alguna vez se creyó que la noche de Kupala era un momento para que la gente se enamorara, y que aquellos que la celebraran serían felices y prósperos durante todo el año”, recuerda Agnieszka Bigaj, del Consejo de Turismo polaco. Era común que las mujeres jóvenes y solteras dejasen guirnaldas de flores en el río, donde los solteros ansiosos del otro lado intentaban atrapar las flores, detalla.

Según el folclore polaco, el hombre y la mujer en cuestión se convertirían en pareja. Las hogueras son también una gran característica esta época, y es una tradición que una pareja salte entre las llamas al mismo tiempo, tomándose de las manos. Si no se sueltan, se dice que su amor durará.

Stonehenge

Sin embargo, una de las celebraciones más grandes del solsticio en el mundo se lleva a cabo en Stonehenge, Inglaterra, donde miles de personas se reúnen cada año. Si bien para muchos el evento es una excusa para festejar en el período previo al Festival de Glastonbury, también hay un fuerte contingente de paganos y neodruidas que consideran ese día como la última ceremonia de matrimonio.

Stonehenge, un destino preferido por muchos para celebrar el solsticio de verano.

“Todos los rituales de los druidas tienen un elemento de fertilidad, y el solsticio no es una excepción”, dice el rey Arturo Pendragón, un archidruida de alto rango.

“Celebramos la unión de las deidades masculinas y femeninas, el Sol y la Tierra, en el día más largo del año”.

Solsticio de verano en Bielorrusia.

Y OTROS MUCHOS

En muchas partes del mundo, no hay mejor momento para el cortejo que en el día más largo del año.

  • En Bielorrusia, mujeres y hombres aprovechan la oportunidad para celebrar el sol de medianoche en el Día de Iván Kupala bañándose en lagos.
  •  Durante la fiesta nacional sueca de Midsommar, los suecos, normalmente fríos, tranquilos y calmados, se encuentran con sus estridentes raíces vikingas, consumen una copiosa cantidad de vodka y bailan, según algunos, ante una estaca de aspecto más bien fálico. Tal vez, como era de esperarse, investigaciones demuestran que muchos bebés nacen nueve meses después de estas festividades.
  •  Durante la celebración del solsticio griego, la Klidonas, los solteros de todo el país intentan impresionar a las solteras al hacer fogatas y saltar sobre ellas. Según la costumbre, cualquiera que salte las llamas tres veces es recompensado con un buen año por delante, pero lo más importante es una probable cita para la noche.
  •  En Europa del Este, las celebraciones del solsticio caen en el Día de Iván Kupala, una fiesta que tiene connotaciones románticas para muchos eslavos. «Kupala» se deriva de la misma palabra que «Cupido». En Ucrania, es común que las mujeres pongan coronas en un río para atraer a solteros elegibles.
  • En Bielorrusia, las mujeres colocan ofrendas de velas en los ríos mientras celebran el Día de Iván Kupala. La tradición pagana ha sido aceptada en el calendario cristiano ortodoxo.
  •  Una de las celebraciones de solsticio más grandes del mundo se lleva a cabo en el Stonehenge, un lugar de 5.000 años de antigüedad y donde miles se reúnen cada año para el inicio de la temporada de verano.
  •  Los paganos y los neodruidas consideran al solsticio una opción para celebrar matrimonios. Muchas parejas van a Stonehenge, en la llanura de Salisbury, para confirmar su amor en el día más largo del año en el hemisferio norte.
StonehengePD

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído