Madonna recrea la masacre del club Pulse en su último y sangriento vídeo

Madonna recrea la masacre del club Pulse en su último y sangriento vídeo
Madonna PD

«La historia que están a punto de ver es muy perturbadora. Muestra escenas gráficas de violencia con armas. Pero está sucediendo todos los días y tiene que parar». Con ese mensaje comienza «God Control» (Control de Dios), el nuevo video que acaba de publicar Madonna, de una de las canciones más potentes de su último álbum, Madame X. No es habitual que un clip de una estrella pop empiece con una leyenda semejante, pero no se trata de un video más.

Desde el nombre se explicita el mensaje que la cantante quiere enviar. «God Control» hace juego con «Gun control» (control de armas), un viejo reclamo de un sector de la sociedad estadounidense que considera imperioso que se limite la venta de armas para poner un freno a los tiroteos masivos.

Madonna cuenta lo que se propone en la descripción del video en su canal de YouTube. «Este es tu llamado de atención. La violencia armada afecta desproporcionadamente a los niños, los adolescentes y los marginados en nuestras comunidades. Hay que honrar a las víctimas y exigir CONTROL DE ARMAS. YA. Hazte voluntario, levántate, dona, extiende la mano. Despierta e insiste en que haya una legislación de armas segura y con sentido común. Vidas inocentes dependen de ello».

El clip es impactante y, por momentos, estremecedor. Son más de ocho minutos a lo largo de los cuales imágenes de un sangriento tiroteo en una discoteca se combinan con momentos en los que una Madonna rubia baila y canta, y otros en los que una Madonna morocha redacta la letra de la canción en una máquina de escribir. La masacre es una alusión bastante clara al atentado que se produjo en la discoteca Pulse de Orlando, que dejó 49 muertos y 53 heridos en junio de 2016. El uso de un hecho tan sensible molestó a muchas personas.

Hasta el tiroteo de octubre de 2017 en un festival de música de Las Vegas, en el que Stephen Craig Paddock mató a 58 personas desde la habitación de un hotel, el ataque terrorista en Pulse era el tiroteo masivo más mortífero en la historia moderna de los Estados Unidos. El terrorista, Omar Mateen, fue abatido por la policía. Poco antes se había descrito a sí mismo como un «soldado islámico» y había jurado lealtad al Estado islámico.

La canción tiene un altísimo voltaje político en cada una de sus estrofas, en las que no sólo se refiere a la violencia, sino a las injusticias sociales y al funcionamiento de la democracia. «Todo el mundo sabe que no tiene oportunidad / Para conseguir un trabajo decente, para tener una vida normal … Creo que entiendo por qué la gente toma un arma / Creo que entiendo por qué todos nos rendimos … Esta es tu llamada de atención / No tenemos que caer / Una nueva democracia / Dios y la pornografía / Una nueva democracia».

Al final del video, cita a la activista de derechos civiles Angela Davis: «Ya no acepto las cosas que no puedo cambiar. Estoy cambiando las cosas que no puedo aceptar». Luego, aparece un cartel que dice que «cada año son asesinados en actos de violencia armada más de 35.997 estadounidenses». El número es un contador que va en aumento. «Aproximadamente 100.000 más son baleados y heridos», se lee después.

«Nadie está seguro. Control de armas. Ya», es el mensaje con el que cierra el clip. Madonna difundió aparte una declaración. «Quiero llamar la atención a través de mi plataforma como artista sobre un problema en Estados Unidos que está fuera de control y que está cobrando la vida de personas inocentes. Esta crisis puede terminar si nuestros legisladores actúan para cambiar las leyes que no nos protegen a todos», dijo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído