Los siete errores que indignan a los fans de ‘La Casa de Papel’

Los siete errores que indignan a los fans de 'La Casa de Papel'
La Casa de Papel PD

Tras el estreno de la tercera temporada de La Casa de Papel, un error en el tercer episodio indignó a los fans latinoamericanos de la serie: en una de las escenas, la bandera de Panamá aparecía izada del revés, frente a la fachada del Banco de España. Un fallo insólito que se convirtió en el blanco de críticas en redes sociales. Sin embargo, el de la bandera panameña no es el único error que han destapado los seguidores desde que se emitiera en 2017 la primera temporada. Al más puro estilo Game of Thrones, la audiencia ha analizado, cuadro por cuadro y secuencia por secuencia, los errores que se han colado en la famosa ficción española. Y estos son algunos de los más evidentes.

Desfase inexplicable de horas

La primera temporada de La Casa de Papel comienza con el personaje de Tokio, interpretado por la actriz Úrsula Corberó, contando cómo fueron los inicios del golpe del siglo. Durante los primeros minutos, la criminal más inestable de la banda narra cómo se organizó el atraco y cómo lograron traspasar las defensas de «La Fábrica de la Moneda y Timbre».
Momentos antes del atraco, vemos llegar en autobús a un grupo de estudiantes que planea visitar ese día el edificio. Antes de bajarse del vehículo escolar, una de las alumnas, Alison, recibe un mensaje en su celular. El teléfono marca las 13:08 horas. Se supone que esta acción ocurre a la vez que el inicio del atraco, que comienza sobre las 10:16 horas. Un fallo en el que no se percataron los editores de la serie.

Un muerto que respira descaradamente

Uno de los errores más comentados de la serie se produjo en el tercer episodio de la segunda temporada. Entonces, una reportera de televisión entra en la Casa de la Moneda porque la banda va a liberar a los rehenes. Berlín, al mando del atraco, muestra a la periodista el cadáver de Oslo, el integrante serbio del grupo, amigo de Helsinki. Sin embargo, si se mira con atención al plano, se observa claramente cómo el actor respira sin contención ninguna.

Ropa interior negra, y ropa interior blanca

Quizás este sea uno de los errores más evidentes de la serie. Ocurre después de que Mónica Gaztambide, secretaria del director de La Casa de la Moneda, roba y esconde un celular. Denver descubre su plan y la encierra en la cámara acorazada, haciéndola pasar por muerta.
Cuando la rehén llega a la cámara, lleva ropa interior blanca. Sin embargo, después aparece en el plano con lencería negra, un fallo de raccord (o continuidad) que tampoco pasaron por alto los fans.

Galleta de chocolate, galleta sin chocolate

Otro de los errores de raccord llegó cuando El Profesor visitó a la madre de Raquel Murillo, la negociadora del Centro Nacional de Inteligencia. La mujer se sirve una taza de café y una galleta, que cambia de color inexplicablemente de un plano a otro.

Celulares en desuso

Probablemente este sea uno de los planos que más chocó a los espectadores durante el asalto a La Casa de la Moneda. Cuando los atracadores pegaron en la pared los celulares de los rehenes, la gran mayoría tenía un mínimo de 10 años, una decisión sin sentido e inexplicable que extrañó a los fans de la serie y que también fue criticada por los medios especializados en entretenimiento.

Misiones imposibles

Desde que la banda con caretas de Dalí cometiera su primer gran golpe, algunos seguidores criticaron la magia e inocencia de la serie. En primer lugar, señalaron, en la Fábrica de la Moneda ya no se fabrican billetes, sino que se producen en IMBISA (Imprenta de Billetes S.A.). En segundo lugar, para muchos resultó inexplicable por qué motivo las autoridades no cortaron en ningún momento la luz en el edificio en el que Nairobi imprimía cantidades infinitas de dinero en tiempo récord, un hecho que para algunos espectadores subraya la inocencia y la poca credibilidad del atraco. Por último, el camión de cerveza en el que transportan el dinero al huir de España no podría albergar ni a su máximo rendimiento los 984 millones de euros que roba la banda.

Un chaleco antibalas que se abrocha y se desabrocha solo

Además de la bandera de Panamá, los atentos fans divisaron otro error: el velcro del chaleco antibalas que lleva el becario de sistemas se ajusta por sí solo en distintos planos: mientras que en algunos aparece desabrochado, en otros se ve cerrado . Un fallo de raccord sólo visible para los más observadores.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído