Mora, Rasmus y McCann pegan grand slams, y Oswalt debuta en casa con triunfo

Mora, Rasmus y McCann pegan grand slams, y Oswalt debuta en casa con triunfo

El jugador venezolano Melvin Mora.EFE/Archivo

EFE/Archivo

La jornada de las Grandes Ligas se encendió con los bates explosivos del venezolano Melvin Mora, el guardabosques Colby Rasmus y el bateador designado Brian McCann, que conectaron sendos grand slams.

El concierto de cuadrangulares se completó con el parador en corto Ian Desmond y el segunda base Bill Hall, que pegaron dos cada uno, mientras que los Cascabeles de Arizona ligaron cuatro consecutivos en una entrada.

El abridor Roy Oswalt debutó con su nuevo equipo de los Filis, en su campo de Filadelfia, ante 45.144 asistentes para quedarse con el triunfo.

Mientras que otro serpentinero estelar Dallas Braden no se fue perfecto, pero sumó su cuarto juego completo en su carrera al lanzar con los Atleticos de Oakland.

Mora conectó un valioso grand slam que llevó a los Rockies de Colorado a un valioso triunfo por 6-2 sobre los Mets de Nueva York.

Con el triunfo de los Rockies, impulsados por Mora, los terceros en la División Oeste de la Liga Nacional aún pueden manejar posibilidades de pasar a la fase final.

Mora, responsable de esa valiosa victoria con su grand slam, con experiencia de 12 campañas en las mayores, pegó toletazo de 370 pies (112 metros) para vaciarle la casa al panameño Manuel Acosta.

El toletero venzolano, de 38 años, estudió a Acosta y le conectó por el jardín izquierdo para su tercer jonrón en la campaña.

Otro que hizo explotar el bate fue Rasmus con el primer grand slam en su carrera para llevar a los Cardenales de San Luis a una victoria por 6-1 sobre los Rojos de Cincinnati.

Los Cardenales «barrieron» y son líderes de la División Central de la Liga Nacional, con ventaja de un juego sobre los Rojos.

Rasmus (19) enfrentó al abridor Bronson Arroyo cuando éste trataba de sacar el último out del quinto episodio. El jardinero aguantó paciente los envíos de Arroyo y le botó la pelota del campo por el jardín central. Con su batazo, que hizo llegar la bola hasta los 425 pies (129 metros), y vació la casa.

También McCann hizo sonar el bate con grand slam para que los Bravos de Atlanta vencieran 8-2 a los Astros de Houston.

McCann (17) selló la pizarra con grand slam sobre el cerrador Jeff Fulchino, con la casa llena.

El designado aprovechó un descuido de Fulchino y pegó por el jardín derecho batazo de 393 pies (119 metros) para vaciar la casa.

Aunque no vació la casa, Hall se presentó con el poder suficiente para botar dos veces la pelota, mientras que el tercera base dominicano Adrián Beltré también se voló la barda para llevar a los Medias Rojas de Boston a una victoria por paliza de 10-1 sobre los Azulejos de Toronto.

Hall (15) hizo sonar dos veces su bate, la primera de ellas en la segunda entrada, solo, sobre la serpentina del abridor Shaun Marcum.

Después de haber estudiado bien los lanzamientos de Marcum, el intermediarista volvió a castigarlo con otro toletazo con un corredor por delante.

Beltré (21) lo hizo en la quinta entrada al aprovechar el descontrol que tenía en su brazo Marcum le sacó la bola con dos corredores en circulación.

En la derrota, pero con poder, Desmond conectó dos y los Nacionales de Washington perdieron 5-9 ante los Marlins de Florida.

Desmond (9) pegó de cuatro esquinas en dos ocasiones. Su primero de la noche fue en el tercer episodio, solo, sobre Chris Volstad.

En la séptima entrada volvió a castigar con otro batazo de vuelta entera, solo, sobre el dominicano José Veras.

En la lomita Oswalt, la más reciente adquisición de los Filis, tuvo su debut en el campo de su nuevo equipo, el «Citizens Bank Park», y en siete episodios llevó a Filadelfia a una victoria por blanqueada de 2-0 sobre los Dodgers de Los Ángeles.

Oswalt (7-13) generó un lleno total con 45.144 personas en las gradas del campo, para luego trabajar lo mejor de su repertorio y conseguir la victoria en siete entradas.

El abridor estelar, adquirido de los Astros de Houston el pasado 29 de julio, permitió cinco imparables, dio dos bases por bolas y abanicó a cinco bateadores rivales.

Oswalt lanzó 25 cambios de velocidades, su mayor registro en la campaña, y el 72 por ciento fueron de strike.

También usó 14 curvas, pero retiró sólo a cuatro enemigos, logró 35 lanzamientos altos para ponchar a cinco.

Mientras que Braden consiguió su cuarto juego completo en su carrera y aunque no estuvo perfecto, llevó a los Atléticos a un triunfo por 5-1 sobre los Marineros de Seattle.

Braden (7-8) lució como en sus mejores momentos y necesito 104 envíos, 96 perfectos, para cubrir la ruta completa.

El abridor estelar de los Atléticos permitió cuatro hits, una carrera, dio dos bases, ponchó a seis y ganó por tercera ocasión en nueve decisiones desde que lanzó el juego perfecto número 19 en la historia de las Grandes Ligas, el pasado 9 de mayo contra los Rays de Tampa Bay.

En el apartado de juego de equipo, los Cascabeles de Arizona consiguieron cuatro jonrones consecutivos en la cuarta entrada para vencer 8-2 a los Cerveceros de Milwaukee.

Los cuatro vuelacercas seguidos permite a los Cascabeles empatar una marca de liga, y se convirtieron en el séptimo equipo en la historia de las mayores en conseguir el registro.

El primera base Adam LaRoche (19), el receptor venezolano Miguel Montero (6), el antesalista Mark Reynolds (26) y el parador en corto Stephen Drew (7) se volaron la barda de manera consecutiva en la cuarta entrada, para coronar racimo de cuatro carreras.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído