No hubo sorpresa y las Grandes Ligas aprueban la venta de los Vigilantes

No hubo sorpresa y las Grandes Ligas aprueban la venta de los Vigilantes
C.J Wilson, de los Vigilantes de Texas. EFE/Archivo

Como se esperaba los dueños de equipos del béisbol de las Grandes Ligas aprobaron de forma unánime la venta de los Vigilantes de Texas a un grupo de inversionistas encabezado por el ex pitcher Nolan Ryan, actual presidente de la franquicia, y el abogado deportivo Chuck Greenberg.

La venta fue aprobada formalmente en la reunión cuatrimestral de los dueños de equipos en Minneapolis, donde también personas que se oponen a la ley de inmigración de Arizona pidieron al comisionado del béisbol Bud Selig que cambie la sede de Phoenix para el Partido de las Estrellas del 2011.

La confirmación pone fin a meses de negociaciones para que Ryan y Greenberg tomaran control de la novena tejana que está realizando una gran temporada y marcha como líder de la División Oeste de la Liga Americana.

El grupo inicialmente aceptó comprar el equipo a Tom Hicks en enero. Pero luego se produjo un complicado caso de quiebra y Ryan y Greenberg tuvieron que ganar una subasta contra Mark Cuban -dueño de los Mavericks de Dallas de la NBA- para conseguir el equipo.

Greenberg y Ryan, presidente del equipo y miembro del Salón de la Fama del béisbol, superaron a Cuban con una oferta por 590 millones de dólares, siendo además la opción que las Grandes Ligas también veían como la más valida.

El comisionado Selig, dijo que el grupo Greenberg-Ryan «demostró un compromiso inquebrantable» con los Vigilantes y harán una gran labor como máximos responsables de la organización.

«Confío que Chuck, Nolan y todo el grupo de dueños serán líderes dedicados de este equipo al formar una franquicia estable a largo plazo», indicó. «Estoy contento porque la gran temporada de los Vigilantes en el terreno recibirá la atención que se merece en la lucha por el banderín».

Los Vigilantes (65-48) tiene ventaja de siete juegos y medio sobre los Angelinos de Los Ángeles (59-57), que son segundos en la clasificación de la División Oeste, la mayor diferencia que se registra en cualquier división de las Grandes Ligas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído