Los ex presidentes Bush, padre e hijo, no le dieron suerte a los Vigilantes

Los ex presidentes Bush, padre e hijo, no le dieron suerte a los Vigilantes
. EFE/Archivo

Si la presencia en el montículo del legendario Nolan Ryan y el receptor boricua Iván Rodríguez para hacer el lanzamiento de honor del tercer partido de la Serie Mundial le dio suerte a los Vigilantes de Texas, no sucedió lo mismo en el cuarto con los ex presidentes padre e hijo Bush.

El equipo formado por George H.W. Bush y George W. Bush realizaron el primer lanzamiento tradicional de la pelota el domingo.

Su acción se convirtió en histórica dado que de acuerdo a las Grandes Ligas fue la primera vez que dos ex presidentes asisten a un partido de la Serie Mundial.

George W. Bush, el cuadragésimo tercer presidente de Estados unidos, lanzó la pelota junto a su padre, el cuadragésimo primer mandatario, a su lado. George H.W. Bush llevaba un bastón y caminaba lentamente.

El ex presidente Bush hijo es un rostro familiar en el estadio de los Vigilantes, pues llegó a ser el socio mayoritario de equipo en abril de 1989 y abandonó esa posición cuando se convirtió en gobernador del estado de Texas en 1995 para llevarse una ganancia de decenas de millones de dólares.

El grupo que él encabezó fue dueño de los Vigilantes hasta que lo vendieron a Tom Hicks en 1998, que luego se fue a la bancarrota y Ryan es ahora el copropietario del equipo tejano al que le dio suerte con su lanzamiento para que ganasen el cuarto partido por 4-2.

Pero no sucedió lo mismo en el quinto partido cuando los Vigilantes cayeron derrotados por blanqueada de 4-0 y se quedaron con las desventaja de 1-3 para estar al borde de la eliminación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído