Deporte internacional

Futbolista italiano que ganó el Mundial 2006, a prisión por vínculos con la mafia

La justicia le encuentra culpable de posesión irregular de armas y vínculos con la mafia

Futbolista italiano que ganó el Mundial 2006, a prisión por vínculos con la mafia
Italia, campeona del Mundo en 2006

De campeón del mundo, a una fría prisión italiana. El Tribunal de Reggio Emilia (norte) condenó a dos años de reclusión al ex jugador italiano Vincenzo Iaquinta, campeón del mundo con Italia en 2006, en el ámbito de un proceso relacionado con la asociación mafiosa calabresa «‘Ndrangheta». (Vincenzo Iaquinta, entre los 140 acusados por vínculos con la mafia calabresa)

Iaquinta estaba acusado de posesión irregular de armas encaminada a facilitar los negocios de la ‘Ndrangheta, y el Tribunal italiano le infligió una condena de dos años, después de que la Dirección Antimafia (DDA) italiana pidiera seis años de prisión, informaron los medios locales.

El Tribunal norteño redujo la sanción al ex futbolista al no aceptar la acusación de participación en negocios mafiosos, mientras que castigó al padre de Iaquinta, Giuseppe Iaquinta, con 19 años de reclusión.

La lectura de la sentencia fue recibida de forma polémica por la familia Iaquinta, con Vincenzo y Giuseppe que se fueron del tribunal tachando a los jueces de «ridículos» y gritando «es una vergüenza».

El proceso, nombrado «Aemilia«, involucra a 148 personas, 34 de ellas acusadas de asociación mafiosa, y se refiere a unas actividades ilegales desarrolladas por la ‘Ndrangheta en el norte de Italia. ( El hallazgo de restos humanos en EL Vaticano revive uno de los grandes misterios sin resolver de Italia)

Iaquinta, nacido hace 38 años en Crotone (Calabria, sur), marcó 109 goles en la Serie A italiana (Primera División), luciéndose primero en el Udinese, el que se quedó de 2000 a 2007, y luego en el Juventus, que contó con el delantero de 2007 a 2012.

Internacional italiano de 2005 a 2010, Iaquinta disputó 40 partidos con la selección «azzurra», con la que se coronó como campeón del mundo en Alemania 2006 tras ganar la final en la tanda de penaltis contra Francia. En ese Mundial, fue autor del 2-0 en el primer partido de la fase de grupos de Italia, en el que el seleccionado de Marcello Lippi venció a Ghana.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído