La reapertura del puente quita tensión y abre la posibilidad de control conjunto

La reapertura del puente quita tensión y abre la posibilidad de control conjunto
. Agencia EFE

Los Gobiernos de Argentina y Uruguay se congratularon hoy por la reapertura de un puente fronterizo cortado desde 2006, aunque el primero recalcó que ahora deben realizarse controles conjuntos para determinar si la planta papelera que motivó la protesta afecta el medio ambiente del río Uruguay.

La Asamblea Ambiental de la ciudad argentina de Gualeguaychú decidió anoche abrir el paso del puente General San Martín por 60 días, a partir de este sábado, el cual mantenía cortado desde noviembre de 2006 en protesta por la planta de la empresa finlandesa UPM (ex Botnia) instalada en Fray Bentos, en la orilla uruguaya del río.

El presidente uruguayo, José Mujica, consideró que la apertura del paso abre «una etapa irreversible» de mejoramiento de las relaciones con Argentina, mientras el Gobierno del otro país señaló que «distiende» la situación.

El vicecanciller argentino, Victorio Taccetti, hizo hincapié en que ahora ambos países deben acatar «plenamente» el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) con relación a una demanda presentada por Argentina contra su vecino por la planta papelera.

Según Taccetti, el fallo dictado por la CIJ en abril «ordena» la realización de «un monitoreo conjunto» del río Uruguay.

«Aunque la planta (de la ex Botnia) no está en el río, los afluentes de la planta sí caen al río, entonces se entiende que el monitoreo debe servir para todo aquello que afecta al ambiente», agregó Taccetti.

Al respecto Mujica, en declaraciones que recoge hoy el semanario Búsqueda, se mostró dispuesto a permitir un control conjunto con Argentina dentro de la planta de celulosa de capitales finlandeses, condición que los ecologistas argentinos habían exigido para suspender su protesta.

Además, expresó su interés en repetir en el futuro esa fórmula en todos los proyectos que se pongan en marcha en las costas del río Uruguay, para lo cual resaltó la importancia de conocer la opinión de Brasil, por donde también pasa, con miras a fijar posibles revisiones a tres bandas.

«Estamos en una etapa que es irreversible, que para mí era preanunciada, una cuestión de madurez que se venía dando pero que no cayó del cielo», indicó Mujica, horas después de la decisión tomada por los ecologistas del vecino país.

En declaraciones a radios argentinas, el asambleísta José Pouler manifestó hoy su deseo de que el periodo de 60 días en que el puente permanecerá abierto «se prolongue en el tiempo» y no haya «un reinicio de estas medidas».

«La fuerza nuestra no es el corte de ruta, sino el movimiento asambleario», manifestó.

Los asambleístas tomaron esta decisión presionados porque el Gobierno argentino los demandó penalmente por el corte de la carretera que conduce al puente General San Martín, después de una reunión que celebraron Mujica y la presidenta Cristina Fernández a principios de este mes con el objetivo de «reencauzar» las relaciones bilaterales.

La Asociación de Afectados por el Corte de Fray Bentos indicó la pasada madrugada que la postura asumida por Gualeguaychú es «positiva», aunque aclaró que sólo sería buena del todo «siempre que no fuera una medida transitoria».

El pasado 20 de abril, la Corte Internacional de Justicia de La Haya, a la que Montevideo y Buenos Aires habían recurrido por este conflicto, resolvió que Uruguay violó un tratado bilateral suscrito en 1975 sobre el manejo del río Uruguay al decidir unilateralmente la instalación de la papelera.

Sin embargo, consideró también que la fábrica no contamina y por ello no ordenó su traslado ni fijó indemnizaciones.

El corte del puente ha ocasionado cuantiosas pérdidas, sobre todo a Uruguay, donde se calculan en unos 600 millones de dólares.

El puente General San Martín es el más cercano a Buenos Aires y a Montevideo de los tres que unen por carretera a los dos países vecinos.

«Para mí es el cuarto gol del día. Es un día celeste», subrayó Mujica, en referencia a la victoria obtenida ayer por la selección de Uruguay en el Mundial de Sudáfrica por 3-0 ante el equipo anfitrión.

Menos optimistas, los empresarios de la localidad uruguaya de Fray Bentos dijeron hoy que sienten «mucha incertidumbre» ante la decisión de los activistas argentinos de Gualeguaychú.

«Veo muy pocas posibilidades de que esto salga bien y veo más posible que en 60 días los asambleístas vuelvan a cortar la frontera», señaló a Efe Leopoldo Cayrus, portavoz de los empresarios fraybentinos afectados por el bloqueo del puente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído