Las hembras 'cruzan las piernas' en Barbacoas, al suroeste de Colombia

Mujeres en huelga de sexo hasta que no pavimenten la carretera

Presionan a sus parejas para que exijan a las autoridades que se arregle la vía principal de la población

Mujeres en huelga de sexo hasta que no pavimenten la carretera
Mujeres de Barbacoas en huelga de sexo. EP

Como no han servido las cartas ni las marchas, un nuytido grupo de mujeres de Barbacoas (enel distrito colombiano de Nariño) ha decidio iniciar lo que llaman ‘huelga de piernas cruzadas‘.

El objetivo de las enfurecidas féminas es sacar de la indiferencia a los hombres de la localidad, a quienes no ha parecido preocuparles hast ahora el deprimente estado de la única vía de comunicación terrestre que tiene Barbacoas con el resto del país.

La protesta, que empezó el miércoles 6 de julio de 2011, consiste en no tener relaciones sexuales con sus maridos o compañeros.

Aseguran que en esta localidad de la costa nariñense, donde viven de la minería, la pesca y la agricultura, no va a ‘follar’ nadie hasta que no pavimenten la carretera.

Maribel Silva, juez de Barbacoas y promotora de la protesta, confiesa:

«Nos vemos abocadas a llamar la atención inicialmente al género masculino ante la situación de sumisión que los hombres han asumido en Barbacoas, y además para reclamarle al Gobierno una mayor atención a la complicada problemática social que estamos viviendo».

Aclara que con la abstinencia sexual buscan exigirles a los hombres que se pronuncien y se defina una fecha límite de la apertura de las obras de pavimentación en el tramo Junín-Barbacoas.

«Esta vía ha cobrado muchas víctimas humanas. Nosotros hemos sido testigos a través de los años de las enormes necesidades que tiene nuestro municipio y de la gran situación de atraso que vive».

El Instituto Nacional de Vías (Invías), el año pasado, adjudicó la obra al Batallón de Ingenieros No. 3, al que se le dio un plazo hasta el 1 de julio para que comience, pero las manifestantes dicen que en la última reunión les dijeron que estaban esperando que les dieran la orden, que tenían que abrir unas licitaciones y estudios.

«Entonces sabemos que no lo van a hacer porque no ha llegado todavía ni maquinaria, ni obreros».

Colombia Quiñónez, una de las mujeres que adelanta la protesta, no da plazos:

«No podemos decir hasta cuándo las barbacoanas vamos a permanecer de piernas cruzadas, pero lo haremos hasta cuando nos garanticen que se va a realizar la obra».

Y la juez agrega que ya los hombres están asumiendo otra posición y ahora dicen:

«Es preferible una huelga de hambre antes que una huelga de sexo».

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído