La Policía desmantela una banda dedicada a robos en domicilios y naves industriales

La Policía Nacional ha detenido a doce miembros de una organización criminal dedicada a los robos con fuerza en domicilios, naves y almacenes de polígonos industriales ubicados en las provincias de Málaga y Cádiz.

Sus principales objetivos eran aparatos electrónicos y joyas que posteriormente eran vendidos en el mercado ilícito o enviados a Rumanía utilizando una empresa de transporte. En los registros practicados se han recuperado once televisores, numerosas joyas y aparatos electrónicos, entre otros efectos e intervenido una pistola y varias armas blancas.

A principios del presente año se tuvo conocimiento de la existencia de una organización criminal de ámbito internacional compuesta por ciudadanos rumanos dedicada a la perpetración de robos en viviendas y polígonos industriales.

Los componentes de este grupo criminal sustraían joyas, ropa, complementos, perfumes, cámaras de vídeo, reproductores de música y ordenadores, así como herramientas y maquinaria destinada a la construcción. El destino de los efectos robados era su venta en el mercado ilícito o su envío a Rumanía por medio de una empresa de transportes.

La banda criminal estaba estructurada piramidalmente y la lideraban dos sujetos apodados �Kukla� y �Plita�. Estos responsables se encargaban de seleccionar los objetivos, planificaban los asaltos y coordinaban a los demás integrantes en todas las actuaciones.

El resto de miembros se ocupaban del transporte y de la ejecución de los delitos. Para cometer los robos utilizaban siempre vehículos de alta gama y vestían pasamontañas para evitar ser reconocidos y detenidos por la Policía.

El desarrollo de las investigaciones permitió a los agentes establecer las identidades y los vínculos existentes entre los diferentes miembros de la organización. Los arrestados adoptaban en todo momento grandes medidas de seguridad, estableciendo contravigilancias y aprovechando lugares estratégicos para ocultar los objetos procedentes de los robos. Cada asalto estaba siempre precedido de una amplía planificación.

Finalmente, los investigadores averiguaron las ubicaciones exactas de los domicilios utilizados por la organización e identificaron también los vehículos utilizados para los asaltos. Con todo lo actuado se procedió al registro simultáneo de viviendas y garajes de las localidades malagueñas de Estepona y Sabinillas, y de La Línea de la Concepción (Cádiz).

Durante el operativo se detuvo a los doce miembros de la organización y se intervinieron dos pistolas, varias catanas, un vehículo de alta gama, once televisores de gran tamaño, 5.300 euros en efectivo, numerosas joyas, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, cámaras de fotografía y vídeo, electrodomésticos y herramientas para la construcción, entre otros efectos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído