Las acciones de la empresa española se desploman en bolsa

El Canal de Panamá rompe con el consorcio liderado por Sacyr: ¿qué pasará con la obra?

La pasada madrugada acabó el plazo que se impusieron la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el Grupo Unidos por el Canal (GUPC)

El Canal de Panamá rompe con el consorcio liderado por Sacyr: ¿qué pasará con la obra?
El Canal de Panamá. BC

El consorcio liderado por Sacyr ha confirmado este 5 de febrero de 2014 que las negociaciones para concluir las obras del Canal de Panamá están rotas.

Precisamente esta madrugada acababa el plazo que se impusieron la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), el consorcio empresarial.

Se prevé que la ACP se pronuncie este miércoles, mientras Sacyr se desploma un 5% en la bolsa española.

Es la tercera ocasión en que la Autoridad del Canal y el consorcio empresarial se dan un plazo para alcanzar un acuerdo y no logran conseguirlo.

Tras una intensa sesión de conversaciones, encabezadas por los equipos legales de las partes, la tercera etapa de negociación se cerró a última hora del martes sin ningún acuerdo.

De hecho, durante la mayor parte del día de ayer se apuntaba a la cercanía del acuerdo, lo que también hizo subir con fuerza a Sacyr en bolsa, subidas que se han revertido hoy ante la ausencia del mismo.

Advertencias de Sacyr a Panamá

Tras concluir el plazo, esta mañana Sacyr ha emitido un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que acusa a la ACP de romper las negociaciones, y que a pesar de ello el consorcio sigue trabajando para encontrar una solución para acabar las obras.

Asimismo, advierte de las consecuencias legales de la decisión.

«La ruptura de las negociaciones pone la expansión del Canal de Panamá y hasta 10.000 puestos de trabajo en riesgo inminente. Sin una solución inmediata, Panamá y ACP enfrentarán años de disputas ante los tribunales nacionales e internacionales sobre los pasos que han llevado el proyecto al borde del fracaso», asegura la española en el comunicado.

El consorcio añade que ha estado «haciendo propuestas y respondiendo a las de la ACP de manera continua y casi diaria» y que ayer mismo mandó «la última propuesta para alcanzar un acuerdo y permitir que se complete el proyecto de la expansión en el menor tiempo posible».

Estas propuestas, añaden, se han acompañado de cartas al administrador de ACP, Jorge Quijano, invitando al organismo «a abandonar su posición injustificadamente rígida», así como reclamando una factura de 50 millones de dólares «para permitir los pagos a las subcontratistas y a los trabajadores y cubrir así las nóminas».

Aunque no habido respuesta, subraya el consorcio, se sigue buscando «una solución integral» y se invita «de nuevo» a la colaboración para la resolución del conflicto.

El GUPC ya había emitido un comunicado a las 21:00 hora de Panamá (02:00 GMT del miércoles) en el que aseguraba que el Grupo «sigue intentando encontrar una solución para la finalización de las obras del Tercer Juego de Esclusas del Canal de Panamá, siguiendo el protocolo que se extendió previo acuerdo de las partes la semana pasada».

En el breve comunicado, se añadía:

«Durante este período ha habido constante interacción y diferentes propuestas día a día. El consorcio ha mostrado su compromiso a un proceso de diálogo para llegar a un acuerdo que permita la conclusión del proyecto de manera eficiente».

Expectativas frustradas

La jornada había empezado con expectativas positivas después de que ayer el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, anunciara que las partes estaban «cerquita» de un acuerdo, sin dar precisiones para que fueran los propios protagonistas quienes las revelaran.

Ahora queda en el aire el resultado de las negociaciones iniciadas el pasado 7 de enero, e interrogantes sobre si las partes se darán nuevamente más tiempo o se suspenderán por completo las obras en lo inmediato, bien sea porque el consorcio así lo decide en base a un «preaviso» vigente o porque la ACP rescinde el contrato.

La Autoridad del Canal ha recalcado que tiene la capacidad financiera y técnica para asumir el proyecto, pero que lo más conveniente por temas de costes y tiempo es que lo culmine el GUPC.

El origen del conflicto

El conflicto contractual deriva del reclamo de más de 1.600 millones de dólares en «sobrecostos» que habrían dejado sin liquidez al contratista para continuar la construcción del tercer juego de esclusas del Canal, un proyecto con más del 65% de avance pero cuyo ritmo de trabajo en el último mes ha caído más de un 70% según la ACP.

La Autoridad del Canal no reconoce esa cifra de costes extraordinarios, que tilda de «desproporcionada», y exige que el asunto sea dirimido por las instancias internacionales previstas en el contrato firmado en 2009 sin que haya paralización de por medio.

El GUPC se adjudicó el proyecto de diseño y construcción del tercer juego de esclusas por su oferta de 3.118 millones de dólares, menor que el precio máximo establecido por la ACP de 3.481 millones de dólares en la licitación.

La ACP ha aclarado que no se niega a pagar los costes extra que estén justificados, como ya lo ha hecho por importe de más de 160 millones de dólares, y exige al contratista que se apegue a los mecanismos de resolución de conflictos establecidos en el contrato.

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, afirmó en enero pasado en la capital panameña que el asunto está en que el tiempo que se toman las instancias internacionales en resolver los reclamos supera con creces el ritmo de los trabajos, y que lo que pedía a la ACP era «ayuda» para continuar y culminar la obra.

El GUPC ha planteado a la ACP cofinanciar los costos imprevistos mientras se espera la decisión del arbitraje internacional, sostuvo el consorcio en un comunicado el viernes pasado, cuando las partes acordaron prorrogar hasta hoy las conversaciones, que en principio finalizaban el pasado 1 de febrero.

La ACP dijo el viernes pasado que en la ronda extendida seguiría participando la aseguradora internacional Zurich, garante de la obra con hasta 600 millones de dólares de fianza. Zurich se incorporó a las conversaciones el pasado 21 de enero y presentó una propuesta que en su momento el administrador de la ACP, Jorge Quijano, tildó de viable y posible «solución a largo plazo».

Oficialmente, no se ha informado sobre la propuesta de Zurich, pero la prensa local ha dicho que la firma otorgaría 400 millones de dólares de la fianza como un préstamo al GUPC, que por su parte aportaría 100 millones de dólares y la ACP sacaría 350 millones en adelantos garantizados mediante cartas de crédito.

Al inicio de las negociaciones se informó oficialmente de propuestas financieras que involucraban desde 283 millones de dólares, presentada por la ACP, hasta entre 400 y 1.000 millones de dólares, planteada por el consorcio. La ACP ha desembolsado al consorcio 2.831 millones de dólares, 784 en anticipos reembolsables.

El proyecto del tercer juego de esclusas debía estar listo en octubre de este año, según el contrato, pero ya en el 2013 el GUPC anunció un retraso hasta junio 2015, y la ACP ha dicho que en caso de que asuma los trabajos los pretende culminar el año próximo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído