Historias insólitas

Se lanza en parapente y descubre en caída libre que no le ataron el arnés

El piloto cometió un error crítico en los preparativos del vuelo

Se lanza en parapente y descubre en caída libre que no le ataron el arnés
Parapente

Un turista estadounidense de visita en Suiza se arriesgó a lanzarse por primera vez en ala delta, y tuvo que volar sujetándose con las manos porque al piloto se le olvidó atarlo el arnés. (Encuentran el cadáver de un aficionado al parapente en lo más alto del Puig Major)

Se llama Chris Gurksy, y en un momento se le ve agarrado al aparato con una sola mano, mientras con la otra trata de encontrar asidero en las correas del piloto, que conduce erráticamente mientras intenta ayudarlo.

Dos minutos y 14 segundos después del despegue, y luego de haber volado a alturas de más de 1.200 metros, el piloto encontró un área donde pudo aterrizar y Gurksy se dejó caer sobre la hierba. (Se tira en parapente por los acantilados de Cabo Blanco y se rompe los brazos)

Las lesiones que sufrió no representan peligro para su vida. Ahora dice que volverá a hacerlo porque su primera experiencia en parapente no fue muy agradable.

«Mi primera experiencia en ala delta tuvo un giro imprevisto cuando despegué sin estar atado al parapente«, escribió Gurksy en su cuenta de Youtube, donde compartió la experiencia con sus seguidores.

Y antes de mostrar el video, que titula El Percance Suizo, escribe: «Atención: este contenido puede ser molesto para algunos, incluida mi esposa».

Gurksy muestra desde el principio cómo su arnés no está enganchado al parapente, las piruetas que hace en cuanto se dan cuenta, él y el piloto, que su vida depende de la fuerza de sus manos, y el momento en que ganan altura y sobrevuelan un área poblada de árboles: «Pensando… una vista hermosa… voy a morir».

Y después, cuando está agarrado de una sola mano mientras con la otra busca algo que lo ayude a sostenerse, comenta: «Creo que mi mano izquierda está dejando una impresión en la barra de metal».

Está colgando muy por debajo de la línea del tren delantero, comenta luego, «…pero mejor así que soltar mi asidero».

Y un momento difícil, cuando ya se están acercando a tierra: «No puedo sostenerme mucho más». Por suerte ya faltaba muy poco.

«Con el impacto de la caída (a casi 80 kilómetros por hora) mi muñeca derecha sufrió una fractura distal fragmentada del radio, que requirió cirugía«, escribe en sus comentarios al final del video en Youtube. «Me instalaron una placa de titanio y siete tornillos, y me dieron de alta la tarde siguiente».

Aunque el piloto cometió un error crítico en los preparativos antes del vuelo al no engancharlo al parapente, comenta Gurksy, «hizo todo lo que pudo para llevarme a tierra lo más rápido posible mientras agarraba mi arnés y volaba con una mano».

Y hubo más lesiones. «También me rasgué el tendón del bicep izquierdo por sostenerme durante tanto rato. Eso es mejor que la alternativa», añade Gurksy.

«Era nuestro primer día de vacaciones en Suiza», escribe. «¿Qué tal salto de montaña mañana?»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído