Crisis económica en Venezuela

Rosana Sosa: “Trabajamos para incautar los bienes y activos de corruptos venezolanos en el exterior”

La economista asegura que la diáspora debe unificarse para detectar los bienes generados en el extranjero por la corrupción chavista y poder devolverlos e reinvertirlos en el país.

Rosana Sosa: “Trabajamos para incautar los bienes y activos de corruptos venezolanos en el exterior”
Rosana Sosa

La corrupción chavista ha hecho desaparecer millones y millones de dólares de las arcas públicas de Venezuela. Durante años, los funcionarios e instituciones públicas se han ido enriqueciendo de forma ilícita, escondiendo sus fortunas en propiedades, cuentas y activos financieros que han adquirido en el exterior. (¿Será el 2019 el peor año económico para Venezuela? )

Un dinero que, hasta la fecha, parecía condenado a su desaparición, pero que podría volver a las cuentas de Venezuela a partir de la iniciativa e investigación de Rosana Sosa, una economista venezolana radicada en Madrid. (Venezuela: Alimentos básicos disparan sus precios hasta un 700.000%)

Para Sosa, «la diáspora venezolana debe crear una red que funcione como una contraloría, donde se pueda investigar y auditar los activos tanto físicos como financieros que han sido desviados al exterior, quién está detrás de ello y poder solicitar su embargo y repatriación«.

Una medida que cambiará el escenario político y económico de Venezuela, debido a que, por un lado, se perseguirá a todos los que hayan acumulado fortunas de forma ilegal y recuperar un dinero hasta el momento dado por pedido. Por el otro, se obtienen unos recursos extras que ayudarán en un proceso de pago de la deuda externa (equivalente a 170 PIB-Productos Interior Bruto) o para invertir en áreas que sean estratégicas para la recuperación financiera del país caribeño.

La economista venezolana asegura que muchas de las políticas económicas más polémicas han tenido por finalidad beneficiar a grupos determinados adeptos al gobierno chavista. «Uno de los orígenes de las distorsiones estructurales que más ha afectado la economía venezolana reside en la instauración de un tipo de cambio múltiple, cuyo principio nace en el control de cambio 2002-2003 y la reforma de la Ley del Banco Central de Venezuela en el 2005″.

«Junto con Boris Ackerman hemos realizado un cálculo de la desviación de recursos públicos. Tan sólo con PDVSA y el control cambiario, se han desviado un total de 300.000 millones de dólares entre 2003 y 2015. Mucho de este dinero se encuentra en Andorra y forma parte del blanqueo de capitales de representantes del Gobierno». Una cifra que, según explica, «podrá ser incautada y repatriada, así como ser empleada para crear un fondo para el repago de la deuda, ya que la cifra equivale a más de la mitad de la deuda internacional contraída por Venezuela».

La PDVSA ‘roja rojita’

La venezolana recuerda que «tenemos una PDVSA totalmente destruida. Una empresa que está en su peor momento por la mala praxis, donde nunca se invirtió para hacer crecer su producción; por el contrario, tuvo una gestión que empleó el control de cambio para impulsar operaciones fraudulentas».

«Un ejemplo es el impacto patrimonial de una transacción de endeudamiento entre los años 2012 a 2014 de PDVSA por Bs. 27.940.000.000, que hubiese sido amortizada por PDVSA a través de un desembolso de USD 4.500.000.000 a la empresa (en adelante empresa X). El saldo pagado por PDVSA a la empresa X por concepto de amortización hubiese representado US$ 4.500.000.000 equivalentes al 16,21% (casi una sexta parte de las reservas internacionales para ese momento)», explica.

A lo que agrega que «desde el punto de vista de la empresa X (por un hipotético préstamo a 24 meses a una tasa de interés del 3% por debajo de la tasa activa promedio de los seis principales bancos, a un plazo de 24 meses) el pago adelantado de 4,500 millones de dólares a cambio del préstamo, pudo haber representado para la empresa X la posibilidad de acceder a la venta de las divisas en el mercado paralelo a una tasa de cambio de Bs. 8,91 por dólar, con un desembolso de USD. 3,135,802,469.14 para obtener los Bs. 27,940,000.00 prestados a PDVSA. Obteniendo así un beneficio cambiario de USD 1,364,197,530.86. Ganancia obtenida en forma inmediata al percibir el reembolso de su préstamo por parte de PDVSA».

Al analizar los saldos de las transacciones y comprendiendo el funcionamiento del mercado de divisas en Venezuela caracterizado por tipos de cambios múltiples, simulando la reexpresion de los valores de las transacciones a cada una de las tasas de cambio vigentes, la negociación puede verse como beneficiosa para PDVSA, reflejando un beneficio cambiario de 8,590 millones de bolívares o su equivalente de 1,997 millones de dólares.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído