Crisis económica en México

López Obrador ataca a las calificadoras Moody’s y Fitch por criticar una economía cada vez más ‘bolivariana’

El presidente mexicano se dice optimista a pesar de los nubarrones económicos

López Obrador ataca a las calificadoras Moody's y Fitch por criticar una economía cada vez más 'bolivariana'
Andrés Manuel López Obrador TW

La economía mexicana está sufriendo importantes tropezones que se agravan en gran parte por la amenaza de Estados Unidos de imponer a partir del lunes 10 de junio un arancel del 5% a las importaciones de México. (López Obrador no tiene miedo: Rechaza aumentar su seguridad tras el atentado bomba contra una senadora)

La depreciación del peso y una mala nota de las calificadoras internacionales Moody’s y Fitch a Pemex, ensombrecieron aún más el panorama financiero mexicano, sin embargo el presidente Andrés Manuel López Obrador no está de acuerdo con la opinión de los analistas. (Vídeo: Le cantan una ‘serenata’ a López Obrador en pleno vuelo con todo y mariachis )

«Sentimos que está bien la economía, no estamos de acuerdo con los dictámenes de las calificadoras. Vuelvo a reiterar que están utilizando una metodología caduca, que es la metodología del período neoliberal que no incluye la variable corrupción, entre otras cosas», dijo AMLO.

López Obrador recriminó lo establecido por Moody’s y Fitch y su actitud en administraciones anteriores. «No han sido profesionales, objetivos. En tres años no hubo inversión en Pemex y ahora que hubo inversión, califican mal a Pemex», agregó.

«Alguno de los especialistas de estas calificadoras dijo que tomaba en cuenta la corrupción, pero que ‘la corrupción iba a ser eterna’. Está muy equivocado, yo puedo asegurar que ya no hay corrupción tolerada en México».

La víspera Moody’s Investors Service cambió de estable a negativa la perspectiva para Pemex. En un comunicado, informó que la perspectiva negativa refleja la preocupación por un posible incremento en la deuda de la empresa productiva del Estado.

La agencia explicó que la formulación de políticas impredecibles está afectando la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas a medio plazo, así como un crecimiento más bajo.

«Tenemos esa discrepancia, pero sentimos que no fueron profesionales, que no fueron objetivos, que tan es así, que Pemex no tiene ningún problema para reestructurar su deuda. Sobran ofertas con mejores garantías«, respondió enfático López Obrador.

Por su parte Fitch Ratings recortó la nota de Pemex a «BB+» desde «BBB-«, con perspectiva negativa ante un potencial deterioro de la deuda de la petrolera. Con esto, la petrolera pierde el grado de inversión y sus bonos se convierten en «bonos basura».

De acuerdo con López Obrador el combate a la corrupción y las mejorías en la recaudación de Hacienda, han logrado contener el embate económico que representó la amenaza arancelaria de su contraparte Donald Trump.

«Nuestros adversarios quieren que nos vaya mal. La mayoría de los mexicanos quieren que nos vaya bien. Estamos listos para soportar, no como en sexenios anteriores, estoy optimista, tranquilo», concluyó el mandatario.

López Obrador hizo un llamado a un acto público el sábado en Tijuana para defender la «soberanía nacional».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído