ECONOMÍA

Cómo la guerra comercial puede terminar hundiendo al peso mexicano (y a la economía del país)

Por Ileana García Mora

Cómo la guerra comercial puede terminar hundiendo al peso mexicano (y a la economía del país)
Moneda mexicana YTE

El panorama no se muestra favorable para el peso mexicano. Por considerarse una moneda de mercados emergentes, el peso se ve directamente impactado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que continúa alimentando las probabilidades de una recesión de la economía global. También se ve impactado por factores externos como las crecientes probabilidades de una salida sin acuerdo del Reino Unido de la Unión Europea (conocido como “hard Brexit”) e incluso, por las polémicas declaraciones del presidente Donald Trump.

“El tipo de cambio en México depende de todos los factores que ahora están descompuestos”, comenta Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base. “Me atrevo a decir que el peso mexicano seguirá depreciándose aún más, porque Trump va a seguir hablando de guerra comercial”, explicó. Los pronósticos de Banco Base apuntan a que el peso cerrará el año 2019 en 20.75 unidades por dólar; mientras que para el comienzo de 2020 el tipo de cambio rondará en 21.30 unidades por dólar.

Este mes de agosto el peso mexicano sufrió una volatilidad de 12%, según datos de Banco Base, principalmente arrastrado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China que impulsa cambios en las posiciones de inversión en los mercados, afectando directamente a las monedas emergentes, como lo es el peso mexicano.

“Esto (guerra comercial) ya escaló a un nivel más alto, en donde las cosas se ponen más peligrosas, no solo en términos de represalias de aranceles, sino que los chinos pueden usar su arma de los bonos del tesoro. ¿Qué provoca esto? Cambios en las posiciones de inversiones, en donde sabemos que las divisas de las economías emergentes son las más afectadas, entre ellas el peso mexicano”, comenta Siller.

Estas tensiones llevaron al peso mexicano a romper la barrera psicológica de 20 unidades por dólar, un rango del cual es difícil retroceder.

“Hay barreras psicológicas. Superando las 20 unidades por dólar, ya tenemos otro soporte. Hace un par de semanas estábamos en 19.60 pesos por dólar y, mientras Trump y China se calmaban, el tipo de cambio podía bajar hasta los 19.30. Así podríamos pensar en un escenario fantástico, en 2020, donde el tipo de cambio bajaba a 18.70. Pero ahora para que baje el tipo de cambio tendría que pasar algo muy positivo. ¿Cómo qué? Como que las calificadoras dijeran que no van a bajar la calificación crediticia de México”, explica la especialista.

El fantasma de la recesión global por la guerra comercial ha ocasionado un mayor flujo de capitales no solo en México, sino en todo el mundo. «Se están incrementando las probabilidades de una recesión global y, cuando pasa esto, aumenta el miedo, lo que hace que los inversionistas recojan sus canicas de todos lados para invertir en activos considerados seguros, como el franco suizo, el oro y los bonos del tesoro estadounidense”, indica.

Confianza: una tarea pendiente

Internamente, diversos factores afectan a la moneda local. Una de las tareas pendientes para fortalecer la moneda es mejorar la percepción que tienen los mercados sobre la confianza en México, en opinión de Siller.

“Cuando se dio el anuncio del acuerdo con el sector privado en materia de gasoductos (esta semana), el tipo de cambio bajó 30 centavos. Me llama la atención, porque significa que el mercado lo ve como algo bueno, y eso puede provocar que crezca la inversión”, comentó Siller.

Siller considera altamente probable que el Banco de México recorte las tasas en el próximo mes de diciembre de 2019 para llevarlas a 7.75%. Aunque la próxima reunión de política monetaria es en septiembre, Siller cree que el ente esperará hasta diciembre, para evaluar el desempeño de tres factores clave, que son:

  1. La posible depreciación del peso mexicano cuando se dé el hard Brexit y con nuevos comentarios sobre guerra comercial.
  2. El desempeño de Pemex y las finanzas públicas.
  3. Si hay o no un recorte en la calificación crediticia de México.

Por Ileana García Mora para Investing.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído