Laura Sánchez

Guerra de aranceles: La UE responderá a Donald Trump; China también mete baza

Guerra de aranceles: La UE responderá a Donald Trump; China también mete baza

Como era de esperar, a la espera de definir el importe, ayer la Organización Mundial de Comercio (OMC) comunicó oficialmente su veredicto a favor de Estados Unidos en su disputa con la Unión Europa por los subsidios de Airbus (PA:AIR). En su fallo, la OMC autorizó a EE.UU., como también se esperaba, a imponer aranceles a importaciones de la UE por importe de 7.500 millones de dólares. Y Trump no dudó.

La oficina del Representante de Comercio de EE.UU., Robert Lighthizer, anunció ayer mismo la implantación de estas tarifas a partir del próximo 18 de octubre. Los aranceles supondrán un 10% para aviones y un 25% a productos industriales y agrícolas, entre ellos, queso, vino y aceite, algo que afecta directamente a España.

No obstante, según comentan en Link Securities, “está previsto que antes, el 14 de octubre, los negociadores europeos y estadounidenses se vuelvan a reunir”.

Por su parte, la UE no parece que vaya a quedarse quieta, y tiene pendiente una demanda también ante la OMC por subsidios a la estadounidense Boeing (NYSE:BA), aunque el fallo no se espera hasta el primer semestre de 2020.

Mientras, la intención es clara: “La UE ya ha anunciado que responderá a las tarifas estadounidenses, por lo que se abre un nuevo frente en el ámbito comercial, algo que también pesó ayer en el comportamiento, sobre todo, de las bolsas europeas. Ambas partes se acusan de negarse a negociar, por lo que el anuncio de la imposición de nuevas tarifas por parte de EE.UU. es posible que acelere las mencionadas negociaciones y evite que la sangre llegue al río”, añaden en Link Securities.

La sensación en el mercado no es buena, ya que, según apunta José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, “los temores a que Trump no vaya a hacer nada para parar la guerra comercial se han incrementado, al ver que ahora abre un nuevo frente con la UE. Los aranceles no son el camino”.

Además, Trump está obsesionado con su impeachment y su cuenta personal de Twitter rebosa de mensajes cada vez más duros en contra del partido demócrata. Desde hace varios días, ni rastro de mensajes que puedan dar una idea de cómo pueden desenvolverse las relaciones comerciales con China. Recordamos que en pocos días una delegación del gigante asiático viaja a Washington para reunirse con los negociadores estadounidenses.

Según publica South China Morning Post, “no está claro si alguna de las partes está dispuesta a hacer las concesiones necesarias para un acuerdo, si bien el juicio político contra Trump puede jugar un papel importante”.

“Cualquier posible acuerdo durante la 13ª ronda de negociaciones comerciales dependerá, en gran parte, de los verdaderos objetivos políticos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia Pekín. Si quiere aislar y contener a China, entonces puede alejarse de un posible acuerdo, como lo ha hecho antes”.

Además, Trump suele vanagloriarse de ser el artífice de la buena marcha económica de su país, a pesar a los malos datos que hemos conocido estos últimos días.

En este sentido, China ha tomado parte. Hu Xijin, editor jefe del diario Global Times y considerado como portavoz no oficial del gigante asiático, ha atacado a Trump en su cuenta personal de Twitter.

“La economía de Estados Unidos no es tan prometedora como se jacta la Casa Blanca. Sin un gran potencial sin explotar, ni ninguna innovación científica/tecnológica importante en los últimos años. Su exuberancia se ha construido sobre el frágil equilibrio del juego financiero, pero aún así lanza una guerra comercial. Más consecuencias terribles vendrán”, advierte Hu Xijin.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído