Desarticulan red organizada de delincuentes de origen brasileño

Cae banda de falsificadores de papeles para inmigrantes

Serán imputados por favorecer inmigración ilegal y asociación ilícita

Los Mossos se han incautado documentos y aparatos electrónicos, como ordenadores e impresoras con las que al parecer se llevaban a cabo las falsificaciones

La Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra han detenido ayer a varias personas en una operación policial conjunta contra una red que operaba en al menos seis ciudades catalanas con el objetivo de falsificar documentos de identidad para venderlos a inmigrantes extra-comunitarios.

La operación, que aún está abierta y se mantiene bajo secreto de sumario, está dirigida por un juzgado del Vendrell (Tarragona), que esta madrugada ha dado la orden para que se produjeran las detenciones -en su mayoría de ciudadanos brasileños-, acusados de falsificar y vender documentos de identidad y pasaportes portugueses a compatriotas suyos para facilitarles la residencia en España y Europa.

Según han informado fuentes cercanas al caso, a lo largo de la madrugada y durante toda la jornada de ayer se han producido alrededor de una decena de registros en domicilios particulares y gestorías de varias localidades catalanas.

En concreto, la operación se ha llevado a cabo en las poblaciones barcelonesas de Mollet del Vallès, Badalona, Santa Coloma de Gramenet y en Vilanova i la Geltrú, así como en las localidades tarraconenses de Segur de Calafell y Cunit.

El juez inició la investigación hace medio año y, con esta operación, ha tratado de desarticular a una red establecida en Cataluña que, al parecer, se dedicaba a falsificar documentos de identidad y pasaportes a fin de que ciudadanos de origen brasileño obtuvieran el Número de Identificación de Extranjero para lograr la tarjeta de residente comunitario y poder residir y trabajar legalmente en España.

Según las mismas fuentes, los miembros de la banda se dedicaban, principalmente, a la falsificación de pasaportes de ciudadanos brasileños, que pagaban importantes cantidades de dinero para conseguir falsa documentación como ciudadanos portugueses, obteniendo de este modo todas las ventajas para residir y trabajar en la Unión Europea.

En los registros a los pisos y a las gestorías, la Policía y los Mossos se han incautado documentos y aparatos electrónicos, como ordenadores e impresoras con las que al parecer se llevaban a cabo las falsificaciones.

Los registros se han llevado a cabo con mucha discreción, si bien en un caso, en Segur de Calafell, los agentes han tenido que abrir por la fuerza una puerta para registrar el domicilio.

En Santa Coloma de Gramenet, ciudad que aún se encuentra bajo el impacto de la detención y encarcelamiento de su ex alcalde Bartomeu Muñoz -imputado en una trama de corrupción urbanística-, los Mossos d’Esquadra han detenido al menos a dos personas, según ha comprobado Efe en el lugar de los hechos, en las calles Irlanda y Vista Alegre.

Los detenidos están acusados de falsificación de documentos y también podrían acabar siendo imputados por otros delitos relacionados, como por ejemplo favorecimiento de la inmigración ilegal y asociación ilícita, como ya ocurrió en una redada parecida, llevada a cabo en julio de 2007.

En aquella ocasión, la Policía Nacional detuvo a 44 personas, todas ellas de origen brasileño, en Girona y Salt (Girona) y Santa Coloma de Gramenet y Barcelona, por falsificar y vender también documentos de identidad portugueses a compatriotas suyos para facilitar su residencia legal en España y en la Unión Europea

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído