La alcaldesa de Cunit (Tarragona) recuerda que facilitó protección policial a la mediadora

La senadora y alcaldesa de Cunit, Judit Alberych, ha asegurado que se limitó «mediar entre las partes» y que en ningún caso dejó desprotegida a la mediadora cultural, Fátima Gailán.

En el juicio que se celebra este jueves en la Audiencia Provincial de Tarragona contra dos líderes de la comunidad musulmana de Cunit por coacciones y calumnias contra la mediadora cultural del Ayuntamiento, la alcaldesa ha recordado que incluso le facilitó su móvil personal y el del jefe de la Guardia Urbana de Cunit.

«Ella me manifestó una sensación personal de peligro y de miedo y por ello pongo a su disposición la protección de la policía, que la acompañó en desplazamientos nocturnos», ha recordado.

«Siempre he pedido diálogo e incluso he ofrecido un proceso de mediación. Siempre se lo he recomendado a las partes, pues lo entiendo como un problema entre personas», ha manifestado.

Alberych ha reiterado que se interesó personalmente por el conflicto, ya que había tenido conocimiento, por escrito y verbal, de las quejas contra Fátima Gailán, por lo que tuvo una reunión en su despacho con el imán Mohamed Benbrahim, su hija y el presidente de la Asociación Islámica, Abderrahmán El Osri.

«No recuerdo las palabras explícitas, pero sólo me trasladaron que trataba mal a los miembros de la comunidad marroquí, de manera altiva», ha dicho.

La alcaldesa intentó la vía del diálogo tras un altercado del que le informó el jefe de la policía por un cruce de denuncias entre Fátima y un miembro destacado de la comunidad.

«Recuerdo que me habló de lo confuso de la situación, pues son dos personas conocidas, que no suponían peligro, por lo que se recomienda no realizar detenciones».

También ha reconocido que habló con Fátima por las quejas recibidas, pero que no se abrió ninguna investigación para contrastar la veracidad de las acusaciones. Tampoco tuvo constancia de ninguna queja por parte de empleados municipales.

Alberych ha calificado su vínculo con Fátima como «una relación de amistad personal, que hoy se mantiene sólo en lo profesional, que se rompió por completo por declaraciones públicas en mi contra».

El juez no ha permitido preguntas a la alcaldesa sobre el informe interno del Ayuntamiento de Cunit redactado en 2009 que ya alertaba del excesivo poder acumulado por los dos líderes ahora imputados, que se erigían como el único vínculo entre musulmanes y Administración.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído