Los cancilleres de Colombia y Ecuador se reúnen en la frontera para encauzar las relaciones

Los cancilleres de Colombia y Ecuador se reúnen en la frontera para encauzar las relaciones
. EFE/Archivo

Los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y de Ecuador, Ricardo Patiño, celebrarán mañana una reunión clave en la frontera de ambos países para acelerar el proceso de restauración de las relaciones diplomáticas rotas en 2008.

Este será el segundo encuentro entre Holguín y Patiño desde que el pasado 7 de agosto Juan Manuel Santos se convirtió en el nuevo presidente colombiano y expresó su voluntad para acelerar el proceso.

Ese mismo día Santos recibió en Bogotá al presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien acudió a su investidura y lo que se interpretó como un gesto del Gobierno de Ecuador.

Al día siguiente, Holguín, la nueva ministra de Exteriores, invitó a Patiño a la sede de la Cancillería de Bogotá, donde le expresó «todo el compromiso del Gobierno de Colombia para normalizar las relaciones».

También anunció que en las siguientes semanas se iban a dar avances concretos, a lo que Patiño le respondió que se hallaban en «un punto de partida para retomar con más fuerza el avance» del proceso de reconstrucción de las relaciones.

Correa había roto los lazos diplomáticos con el Gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe el 3 de marzo de 2008, dos días después de que el Ejército colombiano bombardeara un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el país vecino con el resultado de 26 muertos.

Allí murió el entonces número dos de esa guerrilla, «Raúl Reyes», además de cuatro mexicanos y un ecuatoriano, lo que llevó a Correa a considerar que se había violado la soberanía nacional de Ecuador.

Más de un año después, en septiembre de 2009, ambos Gobiernos pusieron en marcha una hoja de ruta encaminada a encauzar las relaciones, proceso que se vio enturbiado por algunas exigencias de Quito y por el proceso judicial abierto en Ecuador contra el propio Santos, quien durante el bombardeo ejercía como ministro de Defensa.

El Ejecutivo ecuatoriano exigió al colombiano que se le hiciera entrega de la documentación incautada de los computadores de «Raúl Reyes» tras el bombardeo, lo que sólo se hizo el 7 de agosto pasado inmediatamente después de que Santos fuera ya presidente de Colombia.

También malogró el diálogo el proceso judicial abierto en Ecuador contra Santos, así como contra el jefe de la Policía Nacional de Colombia, Óscar Naranjo; y el entonces comandante de las Fuerzas Militares, Freddy Padilla, por su responsabilidad en el ataque al país vecino.

En este contexto, la canciller Holguín anunció ayer que los temas principales a tratar en Ipiales, localidad colombiana aledaña a Ecuador, serán la seguridad fronteriza y la situación de los refugiados, además de algunos proyectos de infraestructura.

Y es que pese a la entrega de la documentación incautada a «Raúl Reyes», Holguín reconoció que persisten inquietudes: «hay una serie de requerimientos que ellos quieren saber sobre la operación misma y nosotros estamos mirándolo detenidamente», puntualizó.

Los cancilleres hablarán, asimismo, sobre la crisis humanitaria ocasionada por el elevado número de refugiados colombianos en Ecuador debido a los enfrentamientos armados entre el Ejercito, la guerrilla y otros grupos armados que operan en el fronterizo departamento colombiano de Nariño.

Por su lado, el vicecanciller ecuatoriano, Kinto Lucas, destacó esta semana la importancia del encuentro de mañana, al apuntar que tiene «un papel simbólico importante».

«Hemos visto por parte de Colombia una buena voluntad, una voluntad expresa del presidente Santos al entregarnos los supuestos discos duros de las supuestas computadoras de ‘Raúl Reyes'», dijo Lucas, quien matizó que el Gobierno de Santos tiene una «voluntad política» frente al de Uribe.

Por otro lado, el Congreso colombiano remitió al Gobierno de Ecuador una comunicación en la que le solicita acciones concretas para restablecer el «buen nombre» del presidente Santos, en alusión al proceso judicial que se sigue en su contra en ese país.

El senador conservador Carlos Ramiro Chavarro aclaró hoy a la emisora RCN que «al Congreso le interesa, y en el Congreso está la expresión mayoritaria del país, que el Gobierno de Correa materialice unas expresiones de solidaridad con el pueblo colombiano encaminadas a la recuperación de la dignidad y del buen nombre del Jefe del Estado colombiano».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído