Francia y Rumanía acuerdan cooperar «mejor» para la reinserción de gitanos

Francia y Rumanía acuerdan cooperar "mejor" para la reinserción de gitanos
Eric Besson. EFE

Francia y Rumanía acordaron hoy cooperar «mejor» en la reinserción de los gitanos, en un encuentro entre miembros de los dos Gobiernos en el que no hubo reproches a Francia por su política de expulsiones de romanís a sus países de origen.

«No hay reproches por parte de los rumanos», dijo el ministro galo de Inmigración, Eric Besson, al término de la reunión en la que, por parte francesa, también participó el titular del Interior y anfitrión, Brice Hortefeux, y el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Pierre Lellouche.

Sus interlocutores rumanos fueron el secretario de Estado encargado de la integración de los gitanos Valentin Mocanu, y el de Seguridad Pública, Valentin Fatuloiu.

Han sido más de dos horas de discusiones sobre los derechos y obligaciones del colectivo gitano, en las que los responsables del Gobierno francés recordaron a sus invitados que la política francesa en este ámbito se ajusta por completo al marco legislativo francés y europeo.

No obstante, a partir de ahora, dijo Besson, «vamos a cooperar mejor en materia de reintegración».

Las dos partes acordaron «un incremento del número de policías rumanos» desplegados en Francia y «una intensificación de la cooperación en materia de seguridad» con medidas concretas como, por ejemplo, el nombramiento de un magistrado rumano en la dirección general de la policía nacional, señala un comunicado difundido por el ministerio francés del Interior.

Constataron asimismo que el principio de libre circulación de personas no debe servir de «coartada» para el tráfico de seres humanos, la prostitución, la mendicidad o la delincuencia, en general, añade la nota.

Tras esta toma de contacto y tal y como declaró a la prensa el secretario de Estado rumano de Seguridad Pública «no se puede hablar de tensiones» entre los dos países a raíz de lo que está ocurriendo con los gitanos.

Las relaciones franco-rumanas son «excelentes» desde hace siglos, añadió, antes de precisar que algunas de las deportaciones de «ciudadanos rumanos» son «voluntarias».

Los dos miembros del Ejecutivo rumano explicarán mañana en rueda de prensa las conclusiones de su visita a París en la que han podido constatar que Francia seguirá con el desmantelamiento de campamentos ilegales y las expulsiones.

Mañana mismo está previsto que salgan de París y de Lyon dos nuevos vuelos con más de un centenar de gitanos en cada uno de ellos con destino a Rumanía.

En cuando a los campamentos «vamos a continuar la evacuación» de los que sean ilegales, dijo rotundo hoy el ministro del Interior, Brice Hortefeux, antes de la reunión con los miembros del gobierno rumano.

En declaraciones a la radio «RTL», Hortefeux explicó que «no se trata de expulsar gitanos porque son gitanos» pero tampoco se puede acoger a todos los que quieran venir a territorio francés.

Aunque no hay estadísticas de delincuencia por comunidades concretas, sí las hay por nacionalidades y, según el ministro, «en París la delincuencia de nacionalidad rumana aumentó el año pasado un 138 por ciento».

Hortefeux y el resto de los miembros del Gobierno galo han recibido hoy instrucciones muy claras y directas del presidente francés, Nicolas Sarkozy, para que sigan aplicando la política actual sin hacer ni caso a «quienes buscan la polémica sistemática».

El jefe del Estado galo dio esta consigna durante la primera reunión del Consejo de ministros tras el periodo vacacional, en la que instó a todos los miembros de su gabinete a que no se impliquen en «una confrontación estéril», según declaró a la prensa al término del encuentro el portavoz del Gobierno galo, Luc Chatel.

Sarkozy les pidió que «redoblen el diálogo» y respondan a las inquietudes e interrogantes que les puedan plantear pero, al mismo tiempo, que «redoblen» también el valor ante «la criticas, a menudo, excesivas e infundadas», agregó.

Chatel desveló que, en el ámbito concreto de la seguridad, el presidente dijo que es una de sus grandes prioridades y que «la referencia» es su discurso del pasado día 28, en el que anunció el desmantelamiento de campamentos ilegales de gitanos y las expulsiones de los evacuados a sus países de origen.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído