El ministro de Inmigración francés afirma en Bruselas que la libre circulación no puede ser «incondicional»

El ministro de Inmigración francés afirma en Bruselas que la libre circulación no puede ser "incondicional"
. EFE/Archivo

El ministro francés de Inmigración, Eric Besson, ha afirmado hoy en Bruselas que la libertad de circulación no puede ser «incondicional» en referencia a la deportación de miles de gitanos comunitarios procedentes de Rumanía y Bulgaria ordenada por el Elíseo.

«El logro europeo de la libertad de circulación es extraordinario pero no puede ser incondicional ni tampoco un pretexto para la realización de actividades ilícitas y, en particular, el tráfico seres humanos», ha afirmado Besson tras reunirse esta tarde con las comisarias europeas de Interior y Justicia, Cecilia Malmstrom y Viviane Reding.

Besson ha defendido ante Bruselas la compatibilidad de las deportaciones con el derecho comunitario y con «los valores de la República» y ha pedido a la CE cooperación para luchar contra las mafias que trafican con seres humanos y en favor de un plan de integración de la comunidad romaní en los Veintisiete.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído