Detenidos más de 50 narcotraficantes en dos operaciones conjuntas entre Estados Unidos y Colombia

Detenidos más de 50 narcotraficantes y 21 aeronaves requisadas en dos operaciones conjuntas entre Estados Unidos y Colombia, llevadas a cabo en las últimas semanas, según han explicado el presidente colombiano Juan Manuel Santos y el fiscal Federal de Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida Wifredo Ferrer, en la rueda de prensa celebrada en Casa de Nariño, este viernes.

La fiscal general de Colombia, Viviane Morales, que estaba presente en la rueda de prensa, ha indicado que son los dos golpes más importantes dados en los últimos años y ha aclarado su desarrollo. Por su parte, en la operación conocida como ‘Aguas Profundas’ han sido detenidos 19 responsables de la construcción de submarinos, los cuales han quedado inmovilizados, que utilizaban los narcotraficantes para transportar hasta diez toneladas de cocaína por viaje.

Mientras que en ‘Vuelo Final’, la segunda operación, Morales ha explicado que se han neutralizado las 21 aeronaves y han detenido a 30 personas, pertenecientes a un cartel que utilizaba aviones de pequeña envergadura para el transporte de droga a Centroamérica y Estados Unidos. A estas detenciones hay que añadir seis más que habían sido detenidas con anterioridad.

Finalmente, Morales ha añadido que las investigaciones empezaron hace un año y medio y que «ha sido un trabajo admirable de cooperación y colaboración con Estados Unidos y las autoridades colombianas», agradeciendo por ello al fiscal estadounidense.

El general de la Policía, Oscar Naranjo, ha señalado que con las operaciones se ha incautado de un millón y medio de dólares y se ha logrado la captura de «cuatro peces gordos» del narcotráfico, entre ellos el piloto Alvaro Suárez, que junto a otros pilotos y empleados aéreos capturados ha formado parte de las organizaciones criminales de Pablo Escobar Gaviria, Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, Jaime García García, Oscar Humberto Sierra Pastrana y Miguel Antonio Monroy Ramírez.

Naranjo ha explicado también que la droga era enviada en primer lugar al cartel de Sinaloa, en México, con lo que las operaciones representan una contribución a la lucha contra el narcotráfico que hay desplegada en este país, según recogen los medios colombianos.

Uno de los objetivos marcados es capturar al narcotraficante, ‘El loco’ Barrera, uno de los más buscados en los últimos años en Colombia y por quien se ofrece una recompensa de 5.000 millones de pesos (casi dos millones de euros). En el último año la fiscalía colombiana ha expedido 1.500 órdenes de captura, de las cuales ya se han hecho efectivas 756.

Santos ha anunciado que el Ejército ha conseguido dar un tercer golpe contra el narcotráfico que desarrollan las Farc, al capturar a ‘Tereco’, el encargado de comercializar drogas en el sur del país. El mandatario ha sido tajante al decir que el mensaje para los narcotraficantes es claro, «la contundencia irá a más».

Ferrer ha determinado que «con esta operación han podido cruzar fronteras». El fiscal estadounidense ha señalado que la cooperación y la confianza entre Colombia y Estados Unidos ha llegado a un nivel «extraordinario» y que las autoridades colombianas son sus «aliadas». Además, ha afirmado que se ha abierto «un nuevo capítulo en la batalla» contra el tráfico de estupefacientes.

Santos por su parte ha felicitado a las fiscalías de ambos países, a la Fuerza Aérea Colombiana, al Ejército y a la Policía Nacional por los resultados conseguidos y por hacer cada vez más difícil este negocio ilegal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído