El facineroso recibirá este 21 de mayo la inyección letal

El juez sentencia que se ejecute al violador y asesino Russell Bucklew «aunque le duela mucho»

Será el primer preso al que se le aplica la pena de muerte en Estados Unidos desde de la fallida ejecución de Clayton Lockett

El juez sentencia que se ejecute al violador y asesino Russell Bucklew "aunque le duela mucho"
Russell Bucklew. FB

Los abogados de Bucklew han denunciado, a través de un comunicado, que la ejecución violaría las protecciones de la Constitución de Estados Unidos contra el castigo cruel

Se lo van a apiolar, aunque le duela mucho. La sociedad norteamericana, con excepciones, tiene una idea estricta del bien y del mal y suele apoyar la tesis de que a los malos hay que castigarlos en este mundo, antes de que el demonio les aplique sus penas en el más allá.

Un juez de EEUU rechazó este 19 de mayo de 2014 la petición de un recluso condenado a muerte en Missouri de detener su ejecución después de que su defensa alegase que la inyección letal podría provocarle un «dolor extremo».

El preso, Russell Bucklew, de 45 años, será ejecutado en la madrugada del martes al miércoles para cumplir así su condena a muerte por violación y asesinato.

Russell tiroteó a la pareja de su ex amante, delante de sus hijos y lo dejó morir desangrado, antes de violar a la mujer y someterla a todo tipo de vejaciones. Todo planificado, a sangre fría y con extrema crueldad.

Tal y como defendían sus abogados, Bucklew sufría desde la infancia una malformación en los vasos sanguíneos de la cabeza y el cuello, lo que podría provocar que las drogas letales circulasen de forma incorrecta en su cuerpo.

Sin embargo, el juez ha asegurado que no hay pruebas suficientes de que sufriría dolor severo e innecesario durante su ejecución.

Del mismo modo el juez ha rechazado que la ejecución pueda ser grabada en video, tal y como pedían los abogados, que buscaban una manera de demostrar que -tal y como venían defendiendo- la inyección letal causaría en su cliente un «sufrimiento desproporcionado».

En este sentido, los abogados de Bucklew han denunciado, a través de un comunicado, que la ejecución «violaría las protecciones de la Constitución de Estados Unidos contra el castigo cruel» y han insistido en que apelarán este fallo del juez.

Bucklew sería el primer preso al que se le aplica la pena de muerte en Estados Unidos desde de la fallida ejecución de Clayton Lockett, que tuvo lugar el pasado 29 de abril en Oklahoma.

El reo, al que se le administraron mal los fármacos, se retorció de dolor hasta fallecer a causa de un paro cardiaco 45 minutos después.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído