Marruecos reconoce errores en la frontera ante la llegada de inmigrantes

El último inmigrante subsahariano encaramado a la valla de Melilla se baja tras aguantar 16 horas

El último inmigrante subsahariano encaramado a la valla de Melilla se baja tras aguantar 16 horas
Inmigrantes subsaharianos encaramados a la valla de Melilla. EP

Según ha confirmado la Delegación del Gobierno de Melilla, la última persona que permanecía subida a la valla junto con otros 80 inmigrantes, ha descendido por la escalera y ha sido devuelto a Marruecos.

Este grupo, que ha ido menguando a lo largo del día, había intentado, junto con otras 500 personas, entrar en Melilla saltando el vallado fronterizo sobre las 4:45 horas de la madrugada, por la zona conocida como Villa Pilar.

Sin embargo, sólo 80 de ellos han logrado subirse a la valla y han permanecido ahí arriba durante horas, hasta que el agotamiento les ha vencido. Cinco de ellos han sido trasladados por la Cruz Roja a un centro hospitalario, mientras que el resto han sido devueltos a Marruecos, en lo que se conoce como «devoluciones en caliente».

Marruecos se ha ido haciendo cargo de los más de 70 encaramados, conforme se han ido bajando de la valla, algo que no ocurrió ayer martes, ya que los que consiguieron subirse a la segunda de las dos verjas fueron conducidos al Centro de Estancia Temporal (CETI) de la ciudad autónoma.

Este nuevo episodio en Melilla se produce después de que en los dos últimos días hayan sido rescatados en aguas del Estrecho cerca de un millar de personas que viajaban en lanchas de plástico no preparadas para la navegación.

MARRUECOS RECONOCE «DISFUNCIONES»

Marruecos ha reconocido, a través de su ministro del Interior, Mohamed Hasad, que esta situación se ha debido a «disfunciones» en los controles en las playas que «serán corregidas muy rápido». Tan rápido que, pasadas 24 horas, parece que la actuación marroquí ha virado y un barco de la Marina Real ha interceptado una patera en la mañana de hoy.

Ayer martes, Helena Maleno, miembro del colectivo Caminando Fronteras, denunciaba que Marruecos no ejercía «ningún tipo de control» sobre sus playas y que los inmigrantes salían con las barcas de plástico «sin ningún tipo de problema».

INTERIOR REFUERZA LA FRONTERA

Por si acaso, el Gobierno español ya se ha encargado, a través del Ministerio del Interior, de reforzar el dispositivo policial en Ceuta y Melilla. En total, Interior envía 475 efectivos más de Policía y Guardia Civil a las dos ciudades autónomas, mientras se aumentan las delegaciones de extranjería en la zona.

Este es el balance que hace el Ministerio de lo ocurrido desde el pasado 4 de agosto:

  • – Un total de 1.388 inmigrantes procedentes del norte de África han alcanzado las costas españolas o han sido rescatados por los servicios de Salvamento Marítimo y del Servicio Marítimo de la Guardia Civil en aguas del Estrecho de Gibraltar.
  • – 1.246 de estas personas fueron rescatadas en aguas del Estrecho.
  • – Se han rescatado 215 embarcaciones, la mayoría botes hinchables de playa.
  • – A la vez, se han producido varios intentos de asalto a las vallas fronterizas; el día 12 un total aproximado de 750 inmigrantes realizaron tres intentos en Melilla.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído