Murió en una celda de Louisiana, EEUU

El vídeo de los policías que dejan morir a un detenido por llevar pantalones caídos

El informe de la autopsia describió a Edwards como "obeso mórbido" y evocó como causa de su muerte "intoxicación aguda de cocaína y fenciclidina (PCP) en asociación con retención por Policía"

El vídeo de los policías que dejan morir a un detenido por llevar pantalones caídos
El cadáver PD

Varias parroquias del sur de Luisiana han prohibido los pantalones que "están por debajo de las caderas"

Murió en una celda de Louisiana, EE.UU., después de haber sido arrestado por llevar «los pantalones caídos».

En las imágenes se aprecia cómo los agentes de Policía que detuvieron al sospechoso, lo reducen y lo dejan tumbado boca abajo en el piso de una celda durante diez minutos. Cuando regresan, comprueban que el hombre, de 38 años, está muerto.

Ervin Leon Edwards fue arrestado el 26 de noviembre de 2013, después de que la Policía de West Baton respondiera a una llamada alertando de la pelea de una pareja en una gasolinera cercana.

Cuando llegaron, los agentes no encontraron ningún pleito, pero comenzaron a interrogar a Edwards bajo el pretexto de que tenía sus pantalones «caídos», y decidieron arrestarlo cuando se puso «combativo».

PROHIBICIÓN

Varias parroquias del sur de Luisiana han prohibido los pantalones que «están por debajo de las caderas, exponen la ropa interior o crean exposición indecente», con multas que van de 25 a 100 dólares.

El informe de la autopsia describió a Edwards como «obeso mórbido» y evocó como causa de su muerte «intoxicación aguda de cocaína y fenciclidina (PCP) en asociación con retención por Policía».

Los investigadores de la muerte calificaron las razones de su muerte de «indeterminadas».La grabación de las cámaras de vigilancia de la cárcel, que ha sido hecha pública por el periódico local ‘The Advocate’, muestra a Edwards siendo arrastrado hacia una celda por varios oficiales, electrocutado con un arma de descargas eléctricas, y dejado inmóvil en el suelo.

En el juicio por homicidio culposo llevado a cabo en febrero de 2014, la familia de Edwards dijo que el fallecido sufría de presión arterial alta, sordera parcial y discapacidad mental. La demanda también alegaba que la novia de Edwards «rogó» a los oficiales que no le electrocutaran, argumentando que tenía la presión arterial alta.

«Las drogas no lo mataron», dijo Viney Edwards, madre de Ervin. «La Policía lo mató».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído